El anarquismo en Guatemala El anarco sindicalismo en la ciudad de Guatemala 1920-1932 Omar Lucas Monteflores

Leer todo el PDFhttp://desobedientes.noblogs.org/files/2012/03/El-anarquismo-en-Guatemala-El-anarco-sindicalismo-en-la-ciudad-de-Guatemala-1920-1932-Omar-Lucas-Monteflores-DESOBEDIENTES.noblogs.ORG_.pdf

Descargar / Download Mediafire : http://www.mediafire.com/?3t2d6az3eurzkbr

7.1.2  Literatura obrerista y su nivel desconocimiento sobre la historia anarcosindicalista

Como ya lo hemos abordado, el desconocimiento del sindicalismo actual sobre la
existencia en el pasado de una organización anarquista es total a nivel colectivo, y uno de esos
motivos deviene de la literatura que le llega al obrero sobre la historia del movimiento sindical.
Un caso de lo más sintomático  como  lo vimos  es  con el programa de formación sindical del
FMLL, en donde vierten conceptos erróneos sobre la organización y actuar de los
anarcosindicalistas. Pero a nivel  Latinoamericano cuando se investiga sobre el movimiento
obrero regional, también se ignora y no se quiere escudriñar sobre el movimiento anarquista, y
muchas veces no solo a nivel de Guatemala sino también a nivel Centroamericano. En una
publicación de 1964 que aborda la historia del movimiento obrero en América Latina indican
sobre el anarquismo en Centro América:

En América Central y en la República Dominicana debieron leerse publicaciones anarquistas y
anarcosindicalistas de México y sin duda hubo simpatizantes de estas ideologías. Pero no se
sabe documentalmente que existieran grupos organizados. Cabe suponer que cuando  se
formaron sindicatos, esos simpatizantes figuraron entre los primeros en participar en ellos. Sin
embargo, la frecuencia de las dictaduras hizo prácticamente imposible toda actividad
anarquista declarada y hasta toda propaganda doctrinal.

Otro de los motivos por el cual el obrerismo actual desconoce la existencia anarquista
y si la conoce, tiene un concepto erróneo sobre este, es que en las investigaciones históricas
sobre el movimiento sindical en buena parte estas han sido hechas por personas de afinidad
comunista y socialista, dándole por lo mismo su interpretación de la historia, esto al igual que
sus fuentes historiográficas.

Por otra parte, comenzó a desatarse una corriente anarcosindicalista, cuyo principal postulado
era la apoliticidad. Obreros  y estudiantes llegados de España y de Perú establecieron la
organización en encarnaba tales posiciones. Se trataba del Comité Pro Acción, que creo
confusión entre los trabajadores mediante alternativas divisionistas, produciendo divisiones en
el movimiento.

Este párrafo demuestra lo distante que era  la  versión de los hechos sobre el
anarquismo Guatemalteco,  que vino a proponer una doctrina nueva, una nueva forma de
actuar ante el opresor sistema; y no como esa afirmación simplista de la historia, que sólo vino
a crear confusión. Esta afirmación del libro se basa en fuentes de autores que habían escrito
sobre el movimiento obrero desde el punto de vista de comunistas y socialistas confesos  (no
como historiadores), entre ellos: Víctor Manuel Gutiérrez, Mario López Larrave, Alfonso Bauer
Paiz, Huberto Alvarado Arellano y Antonio Obando Sánchez. Este último calificaba como ya se
trató  con anterioridad en este mismo trabajo, de “ponzoña” a la incursión del anarquismo
dentro del obrerismo organizado,  esto debido  a que  a  su organización comunista, le llegó a
restar sindicatos. Mario López Larrave también trató de “provocadores” a los anarquistas con
relación a la trifulca de la celebración del 1° de mayo de 1929. Bauer Paiz fue más allá
indicando que la manifestación fue  víctima  de un grupo de anarquistas, a quienes la policía
había utilizado para desmeritar la manifestación.

Pero no sólo los comunistas parecen desconocer la presencia ácrata en Guatemala,
hasta los mismo anarquistas de Latinoamérica padecen de dicho vacío histórico. En el sitio web
de la FORA-AIT, ignoran la presencia anarquista en Guatemala, en un pequeño apartado que
tienen  sobre este país en la historia de la AIT en Latinoamérica.  En su análisis histórico
muestran una desvariada apreciación en tiempo y espacio sobre ciertos hechos que
mencionan, o sea no conocen sobre la historia de Guatemala y sus grandes hechos históricos;
para el caso en especifico del anarquismo en Guatemala mencionan acertadamente la
participación de un delegado en el ACAT celebrado en Bueno Aires en 1929, pero indican
erróneamente que este era representante de la Sociedad de Cocheros y de la Agrupación
Miguel Bakunin. Abordan someramente la histórica del movimiento obrero, indicando    que esta  sufrió  ataques  por parte de los aparatos represivos, pero sin entrar en detalle de
organización alguna, dando por sentado la desaparición anarquista en Guatemala.

Por último hacen un interesante análisis sobre la posibilidad de implantar una
organización anarcosindicalista con lazos con  la AIT en la actualidad, dando como conclusión
que es una difícil tarea debido al pasado opresor, pero no dejando tiradas las esperanzas de
encontrar eco en algún oído receptor de las libertadoras ideas anarquistas:

En tales condiciones, aunque las ideas  hayan tenido notoria influencia y aunque las
organizaciones obreras iniciales hayan respondido a los principios de la A.I.T., la tarea es hoy
difícil para reorganizar las bases de propaganda y de acción. Lo importante es constatar que a
pesar de tantas persecuciones se hallan latentes el espíritu libertario y las ansias por una
organización obrera sana y eficiente.

Parece ser que el único trabajo serio y profundo sobre el anarquismo en Guatemala ha
sido el ensayo publicado por Arturo Taracena Arriola, y el cual sirvió de apoyo a la
investigación  de ASIES sobre el movimiento obrero en Guatemala el cual también trató una
parte sobre el anarcosindicalismo. Lamentablemente estos trabajos, parecen no formar parte
de la literatura de las organizaciones obreras actuales, razón por la cual se da esa exacerbada
ignorancia sobre el anarcosindicalismo en el seno sindical del momento.

7.2.1 Anarquismo por medio de la expresión juvenil musical

Tanto a nivel internacional como en Guatemala, el anarquismo encontró cobijo por
medio de la expresión musical y específicamente dentro del rock, esto mediante un estilo
llamado Punk. Aunque no es el único estilo de rock que expresa identificación anarquista, el
punk es quien ha llevado esa batuta ácrata en donde por medio de sus canciones hace notar
ese posicionamiento político social.  Iniciado a mediados de la década de los setentas, el punk
es un rock rustico, lépero, independiente y amateur por excelencia, que ideológicamente tiene
como postulado un nihilismo que camina perfectamente con esa posición anarquista anti
poder.    Inicialmente era también una respuesta burlona al rock barroco y virtuoso que  venía
imperando por medio del otro estilo de rock, el metal y específicamente el progresivo; por
otro lado, era una respuesta al sistema imperante comercial de la producción musical,    era
proponer de forma ácrata el  anti establishment; con relación a la ropa, era crear una anti
moda, no usar nada convencional y si se podía crear su propia ropa. A toda esta expresión
contestataria se le conocería como punk, que era un coloquialismo peyorativo que indica la
peor expresión de una persona: bueno para nada, desconfiable, agresivo, etc. O sea un rock
“chafa”, una propuesta que abrazaba perfectamente el anarquismo, anti todo en una
sociedad excluyente y explotadora.

Este estilo gozó de buena popularidad especialmente en Inglaterra en las décadas de
los setentas y ochentas. Para el caso de Guatemala debido a la represión política y cultural que
se dio por parte de los gobiernos militares de turno, como supuesta respuesta a la ofensiva
comunista que se daba por parte de la guerrilla, las expresiones anarcosindicalistas y
anarquistas contraculturales no tuvieron cabida.  Abrazar el anarquismo por parte de los
sindicatos representaba un enfrentamiento directo hacia cualquier institución que
representara poder, situación que no era permitido por parte de los gobiernos militares
totalitarios y casi fascistas que gobernaron durante el conflicto. Para un joven punk anarquista,
hubiera  representado  también denunciar por medio de su arte a las diferentes instituciones
coartadoras de la libertad juvenil, como la familia, escuela,  iglesia, etc. Situación que tampoco
cabía dentro de los regímenes ya mencionados, esto hizo del  punk y del anarquismo
contracultural casi un mito ya que no se podía vivir este tipo de expresión, sino solamente oírla
o  leerla por medio de noticias extrajeras. Actualmente no existen registros que indiquen que
dentro del bando subvertor,  la guerrilla,  hayan  participado durante esa guerra elementos
doctrinalmente definidos como anarquistas y mucho menos organización alguna durante esa
época.  Para dicha  periodo  tanto por los gobiernos militares, los bandos políticos derecha e
izquierda y la misma guerrilla, a cualquier rebelde social se le consideraba sencillamente un
comunista. Es por esta y otras razones que ver un punk o un anarquista no era nada común, tal
era la ignorancia sobre dicha expresión contracultural con el punk que así se publicaban
noticas sobre  él: “Y la nueva onda en los Estados Unidos degeneró en una nueva  llamada “PONCK”, consiste básicamente en trasquilarse el pelo y pintarse la cara.”

Pero, a pesar de toda represión, a nivel mínimo e individual se fue colando la influencia
punk dentro de algunos jóvenes, ya que se tenían ciertos logros culturales musicales con la
creación de grupos de rock para esta época represiva. Uno de  esos casos fue  el altiplano
guatemalteco en San Cristóbal, Totonicapán,  en 1977 y 78. En donde a raíz  de las brigadas de
ayuda internacional por el terremoto de 1976, jóvenes voluntarios extranjeros en horas de la
noche y en los campamentos se ponían a escuchar música, entre ella el punk. Jóvenes oriundos
resultaron influenciados por esa nueva expresión, tal fue el caso de Héctor Mendoza quien a
partir de esta experiencia formaría parte de la futura contracultura punk.

Traían parte de su cultura, pero lo  que a mí me llamó la atención desde un principio fue la
música… *..+ La primera banda vino a principios de los ochentas y tocaban “conectados a viejos
radios de bulbos incandescentes *…+ No obstante, una año más tarde Totonicapán se
convertiría en una especie de corredor para pelotones militares. “Desde  San Marcos, desde
Xela, desfilaba el Ejército en las calles. Entraban a las casas, exigían cosas y registraban. De vez
en cuando, le tocaba el turno a mi casa y la novedad entre los soldados eran los instrumentos
musicales y entonces las interrogantes… Había que explicar que se trataba de un grupo común
y corriente, que nada había que temer.” Pero lo cierto era que en esta primera banda sin
nombre y de actitud punk, Héctor cantaba covers en inglés, intrínsecamente políticos: “El punk
era la línea perfecta para expresarnos en contra. El arma ideal al régimen militar y la represión.
Total, la mayoría de los soldados no entenderían nunca lo que tratábamos de decir.”

Era esa individual lucha punk y tímidamente anarquista por medio de la música que se
daba en un joven, que más adelante en la década de los ochentas llegaría a la ciudad capital
debido a la represión, y llegaría a consolidar la primera banda punk en 1989: Warning. Fue así
que durante esa época, sin ser comunistas rebeldes, estos jóvenes lograron abrirse paso por
medio de la invisible contracultura punk, mencionando:

…ser punk en ese entonces significaba más o menos escuchar a Guaraguao, cuestión que
carecía en esencia de la fuerza, la velocidad  y lo directo de las letras punk. La poesía de esa
música de protesta siempre ha disfrazado demasiado las cosas lamentablemente.

Fue hasta en la década de los noventas que el punk se consolidó como estilo del rock
en Guatemala, y empezó abrir espacios  con  sus propios conciertos como el “Stage Punk”, el
cual daba a conocer dicho estilo e ir de poco en poco juntando más gente. Warning sigue en la
actualidad presentando su propuesta punk en la escena rock del país, además es de hacer
notar que de acuerdo a fuentes en ningún momento el grupo se ha definido como anarquista.

En esta misma década es que otro grupo de punk logra cobrar renombre dentro de la
escena contracultural de Guatemala, dándose en 1996 la creación de la banda Desadaptados.
Inicialmente tomaron otros nombres y fue hasta el año 2000 que definen  el  nombre ya
mencionado.  Este grupo logró tocar en el 2002 en uno de los clubes emblema de la escena
punk a nivel mundial, el  “CBGB”  en Nueva York, siendo la primera y la única banda de
Centroamérica que  tocó en este lugar.

Definiendo su estilo como “Rotten Punk” (punk podrido) los Desadaptados es una banda que ha sido consideraba por seguidores y por ellos mismos como anarconpunk, dedicándose a operar de una manera ácrata en sus actuaciones. A
la vez el  tipo de producción y grabación de sus trabajos discográficos ha tenido un carácter
auto gestor ya que ellos crearon el sello  “Kaos Koherente”. En este reproducen sus álbumes,
pudiendo ayudar  a la vez  a otras bandas de otros países también entre ellos: Puerto Rico,
España, Venezuela, entre otros más.

En las letras de las canciones de Desadaptados se encuentran otros tópicos, mensajes anarquistas que llevan mucha carga antifascista, los que podemos encontrar  en dos canciones emblemas del grupo, “Punks por siempre” y “Born To
Kill” (Cabo Gutiérrez).

Aunque,  como mencionamos,  es una banda considerada  en su colectivo como
anarcopunk, estos a nivel individual poseen su propia tendencia ya que en la formación del
grupo existen anarquistas, socialistas, antifascistas, etc.  Menciona el    grupo que entre sus
influencias literarias se  encuentras grandes ácratas como  Kropotkin, Bakunin,  Ángel
Cappelletti,  los hermanos Flores  Magón, Emma Goldman, Berkman, Bookchin, Malatesta,
Stirner, entre muchos otros; e indican también que es necesario conocer al enemigo y que por
lo mismo leen a personajes que van desde Hitler hasta Pegler.

Como ya abordamos, no sólo el punk ha dado cabida al anarquismo en su concepción,
sino otros estilos de rock como lo es  “EvilMinded”, un proyecto musical que toca una
constante violencia mezclada con distintos géneros electrónicos como el industrial, Digital
Hardcore, Grindcore, Punk y el Metal. Mako quien es su único integrante define a Guatemala
como enferma, torcida y máquina pervertida de ruido. Define a su propuesta musical…

…una caída del consumismo, añadiendo la voz subversiva de un pequeño grupo de gente poco
conformista. Hay que estar alerta ante la cultura de masas que asfixia el comportamiento… vos
sos el principal protagonista y el antagonista de su actos y más si estas en un país como éste.

Mako quien ya lleva una década de estar trabajando en su propuesta musical
underground, propone para la difusión de sus trabajos, una forma ácrata, irreverente y anti
establishment, la cual se basa en la autogestión. Graba por medio de su casa disquera “M.I.R.
Records”, en la cual trabaja con software pirata, situación que hace que cada trabajo sea sin
fines de lucro y descargables gratis en la web. El sello ha dado colaboración a artistas de otros
estilos de música como el Jazz, punk, Industrial, Grindcore, Noise, EBM, Power Noise, Digital
Grindcore y sonidos muy extraños. Este artista demuestra un hastío social, en donde producir
arte a contra pelo es su satisfacción, una posición que sin definirla  el mismo así, podría
mencionarse como propuesta anarquista entre líneas.

Lleno de hastío y harto de los sonidos convencionales alrededor del mundo, fue fácil encontrar
el combustible para crear algo que dijera: ¡jódanse!, podemos hacer cosas por nuestra propia
cuenta… ¡jódanse!, no necesitamos de ninguna consideración a nuestro favor. El internet ha
logrado romper las barreras de la propiedad privada (hasta cierto punto) y  ha permitido que
productores encuentren nuevos medios de creación y distribución. *…+ Todo lo que digo y hago
es  para causar una reacción, una idea… que todos salgan de su letargo y critiquen el lugar
donde están parados en este momento… que vean que hay más cosas por hacer… que exijan…
que se valoren… que se arriesguen a todo… que no impongan nada a nadie y que sólo dejen
semillas de controversia y anarquía; que dejen que la naturaleza tome su curso…

7.2.2 Ausencia y presencia colectiva anarquista

En la actualidad es difícil definir o saber si algún grupo contracultural, o de política se
autodenomine anarquista, ya que existen integrantes en diferentes organizaciones que a nivel
individual se auto determinan anarquistas, pero no por eso, el grupo asume dicha postura.
Dentro de ellos podemos mencionar a  Hijos e Hijas por la Identidad y la Justicia Contra el
Olvido y el Silencio  -H.I.J.O.S.-  y  Bloque Antiimperialista;  a la vez  Brigada Anti Fascista del
Centro y Acción Antifascista Mundial, serian las más próximas a denominarse anarquistas. Con
relación a H.I.J.O.S ha participado en diferentes manifestaciones de gran envergadura social,
situación que ha permitido las diferentes expresiones ácratas de algunos de sus integrantes,
tal como son las pintas. Con relación al Bloque Antiimperialista, esta organización ha
participado en actividades de carácter más amplias con relación a otras organizaciones
contraculturales, tal y como lo fue la participación en la Comunidad Autónoma de junio del
2004. Esta fue  la ocupación de un edificio abandonado en  la 12 calle entre 7 y 8 calle zona 1
donde funcionó el Club Americano en los años 70, posteriormente oficinas de Migración, para pasar posteriormente a un centro de control de la G-2 en los ochentas. Esta ocupación al estilo
español de las OKUPAS, logró concentrar a un abanico de sectores populares en donde a la vez
se encontraban anarquistas a título individual. Su objetivo, un espacio amplio, para los que no
tienen espacio y fue plasmado en su comunicado “No pedimos, tomamos lo que es nuestro”

Compartimos con ustedes la existencia de los esfuerzos de hombres y mujeres, jóvenes,
pobladores, artistas, familiares de desaparecidos por el Estado,  anarquistas, antirracistas,
jóvenes cristianos, estudiantes, sindicalistas, obreros y campesinos, por generar un espacio de
discusión y acción amplia para replantearnos el accionar tradicional, cuestionando el modelo
organizativo y político de nuestras organizaciones.

Tags: , , , , , , , ,

One Response to “El anarquismo en Guatemala El anarco sindicalismo en la ciudad de Guatemala 1920-1932 Omar Lucas Monteflores”

  1. Mod77 Says:

    Muy completo el trabajo de Omar Lucas Monteflores, gracias por compartirlo, me encantaria leer la tesis completa. Actualmente conozco a varios anarquistas pero no estan organizados, espero que el anarquismo vuelva a tomar presencia como en los dias de desadaptados y otros punks. Creo que el movimiento del arte (pintura, poesia, etc.) tienen muchos elementos anarqusitas actualemente y seria importante recopilar informacion de estos espectros.
    saludos y me encanta el blog, a seguir!

Leave a Reply