Archive for the ‘Estudiantes Por la Autonomia’ Category

Grecia.- Fiscales, maderos y ministros tratan de detener la oleada de ocupaciones de escuelas secundarias en todo el país

Viernes, Noviembre 7th, 2014

http://verba-volant.info/es/fiscales-maderos-y-ministros-tratan-de-detener-la-oleada-de-ocupaciones-de-escuelas-secundarias-en-todo-el-pais/

No al nuevo sistema. Somos estudiantes, no conejos de india

No al nuevo sistema. Somos estudiantes, no conejos de india

Desde hace unos días los estudiantes de secundaria están en movilizaciones en muchas ciudades del territorio del Estado griego. Hace tres días el propio ministro de Educación admitió que las escuelas secundarias ocupadas eran más de 500. Los alumnos protestan contra la imposición de la llamada “Nueva Escuela”, o sea de un plan de estudios exhaustivo, el nuevo sistema de exámenes (igual de exhaustivo e intensificado) y la privatización de la Educación.

El lunes 3 de noviembre y el martes 4 de noviembre de 2014 se realizaron masivas manifestaciones y marchas estudiantiles en varias ciudades. Ante esta situación peligrosa para el Sistema, el Régimen no se ha quedado de brazos cruzados. El gobierno cuenta con la ayuda de jueces, maderos, directores de escuelas y paraestatales para reprimir la lucha de los estudiantes de las escuelas secundarias.

El lunes pasado el director de una escuela secundaria de Tesalónica trató de impedir la participación de los alumnos de la escuela en una manifestación. Llamó a la Policía, pero ni los maderos ni el sujeto que los llamó lograron impedir que los jóvenes tomaran parte en la manifestación. En el mismo día, en la ciudad de Lamía el fiscal ordenó la detención de nueve jóvenes y de ocho de sus padres dentro del recinto de una escuela secundaria de la ciudad que estaba ocupada. La Policía, en presencia del fiscal, invadió la escuela ocupada, detuvo a alumnos y padres, y los llevó a la comisaría de la ciudad, donde se quedaron retenidos hasta las 4 de la madrugada.

Lo mismo ocurrió hace dos días en el barrio del norte de Atenas Jolargós. La Policía invadió el territorio de una escuela secundaria ocupada para disolver la ocupación. En varios lugares de este barrio policías vestidos de civil y sin identificarse detuvieron a cuatro alumnos y los llevaron a la comisaría. Uno de los jóvenes recibió dos palizas: una vez por parte de los policías que lo detuvieron, y otra dentro de la comisaría a la que fue conducido. También, en el pueblo de Jersónisos, en Heración, Creta, la Policía entró en el recinto de una escuela secundaria ocupada, reprimiendo y disolviendo la ocupación de ella por sus alumnos. El 22 de septiembre la Policía reprimió a balazos una tentativa de estudiantes de secundaria de ocupar escuela de Atenas.

Hoy la fiscal del Tribunal Supremo ha ordenado a todos los fiscales del país a intervenir para reprimir las ocupaciones de las escuelas secundarias. En abril de 2012 el fiscal adjunto de la Corte Suprema de Justicia (Consejo de Estado), basándose en una instrucción (circular) del fiscal adjunto de 2011, había ordenado a sus fiscales subordinados a intervenir directamente y de oficio y reprimir, junto con la Policía, las ocupaciones de universidades, escuelas secundarias, ministerios y otros edificios públicos, y cumplir con el procedimiento de flagrancia, en el caso de que los ocupantes se nieguen a evacuar el edificio o permanezcan en su interior por mucho tiempo o se hayan provocado daños (como ellos son concebidos por el Poder y son presentados por los medios de lavado de cerebro masivos).

En una clara tentativa de intimidar a los estudiantes de secundaria, así como a aquellos padres que apoyan la lucha de sus hijos, la misma fiscal ha autorizado a los aparatos represivos del Régimen a incoar procedimientos penales contra los jóvenes en el caso de que se causen daños dentro de las escuelas (el eterno pretexto de los daños que es utilizado por el Poder como instrumento de intimidación y represión), y contra sus padres en el caso de que sus hijos tengan “comportamiento criminal pretencioso” (palabras textuales de la fiscal)…

En teoría, para entrar en una escuela secundaria los maderos y los fiscales tienen que haber sido llamados por el director de ella. En muchas ocasiones los directores de las escuelas secundarias, como unos siervos fieles del Sistema al que sirven, no tienen el menor escrúpulo en hacerlo. No obstante, en varios casos en el pasado en los que no había habido autorización por parte de los directores de las escuelas, ha sido demostrado que el Poder no ha tomado en consideración este “detalle”: Invadió las escuelas directamente, con las fuerzas de la Policía, o indirectamente con grupos de fascistas y paraestatales.

Recordamos que en 2013 decenas de estudiantes de secundaria de colegios en el norte de Grecia fueron expulsados por haber participado en manifestaciones contra la instalación de una minería de oro en Calcídica, y que en febrero de 2014 se les prohibió a varios estudiantes presentarse a los exámenes de selectividad para las universidades por haber participado en ocupaciones de escuelas.

Los estudiantes de secundaria iniciaron la organización y coordinación de sus movilizaciones con una entrada en Internet, titulada “Ocupaciones en toda Grecia, no al nuevo sistema”. La entrada original ya no existe, sin embargo hay re-publicaciones suyas en varias páginas web. La página web en Facebook en que se publicó la entrada tampoco existe desde ayer. Anteayer el ministro de Educación había declarado que estaban siendo buscados sus creadores para ser procesados…

A continuación publicamos el comunicado de las coordinadoras de lucha de los estudiantes de secundaria. A pesar de que no estamos de acuerdo con varios de sus puntos (por ejemplo, sobre el papel de los exámenes, o sobre el de los consejos estudiantiles, e.tc.) creemos que refleja hasta un cierto grado lo que se sienten los estudiantes de secundaria de la escuela-cárcel en la que tienen que pasar seis años de su vida.

¡Nuestras acciones combativas desde el comienzo del año, las movilizaciones, las elecciones por los consejos de 15 y 5 miembros, los debates, las asambleas dentro de las escuelas, de coordinación, la participación de miles de estudiantes en la manifestación del 1 de noviembre convocada en todas las ciudades del territorio del Estado griego junto con los trabajadores, los desempleados y los estudiantes universitarios nos han hecho más fuertes!

¡Continuamos nuestra lucha por una educación y una vida con derechos! ¡Para que se escuche nuestra voz!

Porque basta ya con esta carrera que corremos desde la mañana hasta la noche, con los reiterados exámenes consecutivos, con esta situación de volvernos locos para acabar el bachillerato o para ingresar en alguna escuela universitaria.

Porque ya nuestros padres no pueden pagar por nuestras clases de apoyo, por nuestras clases particulares por los demás gastos escolares. Basta ya con las escuelas que carecen de lo necesario para operar: profesores, libros, calefacción. Ya no puede ser que no tengamos acceso gratuito al transporte público, e.tc.

¡Porque en nuestro futuro no tienen cabida las colas de los desempleados (fuera de los Institutos de Empleo) y el trabajo por unos meses y sin ningún derecho!

Porque queremos una escuela que eduque y no extermine, que no vacíe el bolsillo de nuestros padres, sino que ofrezca una educación integral a todos los jóvenes. Porque esta escuela que han preparado para nosotros la Unión Europea y los gobiernos que la apoyan, ha convertido la Educación en mercancía, reparte conocimientos y destrezas irrelevantes, dependiendo de lo que ellos quieran que aprendamos para ser mano de obra barata, flexible, y como ellos mismos dicen, trabajadores con la cabeza agachada.

¡Basta ya! ¡Ya no vamos a consentir esta situación! Enviamos nuestro mensaje para que sean escuchadas en todas partes nuestras demandas:

• No a la “Nueva Escuela”.

• Abolición del “Banco de temas para los exámenes”. Que los exámenes tengan exclusivamente un carácter escolar con la responsabilidad de los docentes.

• No a los horarios exhaustivos, a las “academias” de clases de apoyo privadas, y a los exámenes repetidos.

• Ninguna escuela sin profesores. A designar profesores permanentes para satisfacer todas las necesidades de las escuelas. No a las fusiones y los cierres de escuelas.

• Ni un euro de nuestro bolsillo para las necesidades funcionales de la Educación. Que todos los alumnos reciban el libro de la asignatura de inglés.

• No a las eliminaciones de las facultades (especialidades) de las escuelas de formación secundarias. Que se entreguen ya todos los libros (manuales escolares) que faltan.

• Transporte seguro y gratuito para todos los estudiantes de secundaria, durante todas las horas del día. Que se entreguen ya los pases para de viajes gratuitos en todos los medios de transporte. Abolición de las multas a los estudiantes de secundaria.

• Presupuesto especial para los municipios, para asegurar una comida para todos los alumnos durante el horario escolar.

• Ninguna criminalización de las luchas decididas por los estudiantes de secundaria. Las elecciones y el funcionamiento de los órganos de los estudiantes es un asunto de los estudiantes, no del Ministerio y de los directores de las escuelas.

• Ningún estudiante sin atención médica.

• Que se aseguren las infraestructuras necesarias para el funcionamiento de los grupos culturales estudiantiles y de los equipos deportivos.

¡No vamos a quedarnos de brazos cruzados! Nada es regalado… ¡Todo es conquistado con la lucha!

¡A partir del lunes (3 de noviembre) seguimos con luchas más combativas y organizadas! Todo eso lo debatimos con nuestros compañeros de clase, porque tenemos que ser más los estudiantes de secundaria que luchamos.

1. El lunes 3 de noviembre y el martes 4 de noviembre procedemos a manifestaciones estudiantiles y movilizaciones, en cada ciudad y barrio, en el Ministerio, en los departamentos de Enseñanza Media, en los ayuntamientos y en otros lugares, con bloqueos de carreteras y con otras acciones.

2. ¡Nuestros nuevos consejos estudiantiles tienen que ponerse delante y organizar la lucha en cada escuela!

3. Desarrollamos la coordinación en cada ciudad para ser como un puñado, así que nuestra lucha sea más eficaz. Dónde hay coordinadoras escolares de lucha las apoyamos para que se extiendan a más escuelas. Donde no las hay tomamos la iniciativa de formarlas.

4. Organizamos conciertos y otras actividades, sacamos periódicos y otras publicaciones, comunicamos nuestras demandas. Participamos en la celebración combativa del aniversario de la revuelta de la Escuela Politécnica (1973), tanto dentro como fuera de las escuelas, en las fiestas escolares así como en las marchas organizadas.

5. Nos estamos preparando para participar en la manifestación de la huelga del día 27 de noviembre, con manifestaciones estudiantiles y con las escuelas cerradas.

Siguen unos vídeos de las manifestaciones estudiantiles de esta semana.

Vídeo de la manifestación en el centro de Atenas:

Vídeo de la manifestación en el centro de Tesalónica:

Vídeo de la manifestación en Patras:

Vídeo de la manifestación en Xanthi:

Vídeo de la manifestación en Berea:

Vídeo de la manifestación en Alejandría:

Vídeo de la manifestación en Heraclión:

El texto en portugués.

Guatemala.- ¿Todos con Gálvez o Gálvez con TODOS?

Jueves, Febrero 28th, 2013

http://cmiguate.org/2013/02/27/todos-con-galvez-o-galvez-con-todos/

estuardo galvez roberto alejos usac todos

I

La frágil relación entre el rector y el presidente

La relación entre Estuardo Gálvez y el presidente de la República, el General Pérez Molina no ha sido del todo amigable. Cabe recordar que durante la campaña electoral 2007 en la que Colom venció a Pérez, el ya entonces rector de la USAC[1] apoyó a la UNE, relación que mantuvo mientras Sandra Torres fue candidata presidencial  para las elecciones 2011.

Durante el 2012 los roces entre Pérez Molina y Gálvez se hicieron evidentes cuando este último cuestionó la propuesta de Reformas Constitucionales impulsadas por el presidente de “apresuradas y poco discutidas”. Asimismo durante la coyuntura de la toma de los institutos Normales en oposición a la disolución de la carrera magisterial, Gálvez argumentó que esto afectaría a la USAC debido a que la nueva carrera impuesta por el Ministerio de Educación recargaría la formación docente a la Universidad, aumentando considerablemente la población estudiantil.

Desde ese entonces Gálvez posiciona el discurso de exigir el Presupuesto de la USAC,  dando pocos resultados, ya que como era de esperarse el Congreso priorizó nuevamente otras áreas como el Ejército, Gobernación e Infraestructura en el presupuesto general publicado en octubre de 2012. A finales de septiembre cuando ya se había negociado la asignación presupuestaria hacia las instituciones públicas y autónomas, Gálvez declaró que debido al déficit presupuestario[2] de Q200 millones que se le adeudan a la USAC podrían estar cerrando los centros regionales de Quiché, Totonicapán, Chimaltenango y Jutiapa. Sin duda esto representa una amenaza para el gobierno pues en estos departamentos la organización y resistencia ante distintas problemáticas es latente y el tema de la educación no es la excepción, tal y como lo demostró el profundo rechazo de estudiantes y padres de familia a la reforma magisterial.

El 31 de enero de 2013 “Día de la Autonomía Universitaria” las amenazas subieron de tono cuando el Rector Gálvez en conferencia de prensa anunció que podría paralizar las actividades universitarias al finalizar el primer semestre si no se le asignaba más presupuesto, esta vez diciendo que el déficit ascendía a Q350 millones.

Al día siguiente Otto Pérez Molina se lavó las manos argumentando que esa deuda es arrastrada desde el gobierno de Colom. Ciertamente durante el gobierno de la UNE, Gálvez no fue tan enfático en pedir el presupuesto pese a las constantes presiones estudiantiles. De cualquier manera la deuda es del estado y no únicamente del gobierno de turno, porque posee rango constitucional y es de carácter estructural.

Por si fuera poco, el CACIF impugnó la Actualización Tributaria y se encuentra en plena negociación con el ejecutivo y el congreso para aprobar el paquete de leyes de “competitividad” que solo beneficiara a las cúpulas económicas de Guatemala y a las Transnacionales.

II

¿Por qué luego de 7 años de silencio ahora es una prioridad el presupuesto?

La reivindicación de recibir no menos del 5% del presupuesto General de Ingresos Ordinarios es legal y legítima, de hecho es una bandera que el estudiantado ha levantado reiteradamente ante los oídos sordos del rector. Por ello saltan dudas del porque Gálvez lo tiene como agendaprioritaria por primera vez desde que inició su rectorado en 2006:

El próximo año son las elecciones a rectoría y Gálvez ya dejó a su alfil para continuar con el pie derecho adentro del CSU, se trata de su secretario académico Carlos Alvarado Cerezo quien ya inició campaña proselitista. El otro pie derecho lo pretende posicionar a través de “la campaña del  presupuesto” ¿sus intereses?

Por su perfil como penalista y por las redes que ha tejido no extrañaría verlo en el Organismo Judicial como magistrado de la CSJ o como premio de consolación ministro de algún partido político, total ya se volvió una tradición que la rectoría sirva de plataforma para tales intereses.[3] En el peor de los casos podría candidatearse para las elecciones 2014 del Consejo Superior Universitario Centroamericano (CSUCA).

Se sabe que Gálvez ha estado coqueteando con Roberto Alejos una posible candidatura en el Partido TODOS quien se perfila como la principal oposición del PP. Pero ¿Qué tiene Gálvez que ofrercerle a Alejos? Una de las estrategias de Alejos es poder captar una base social urbana[4] que le logre disputar el voto duro que llevó a Pérez Molina a la presidencia. En ese sentido la población san carlista es un botín y de esa cuenta varios catedráticos de la USAC están fomentando -al mismo tiempo- la afiliación a TODOS y la exigencia del 5% del presupuesto. El 20 de febrero de 2013 Jorge Barrios del bloque TODOS informó que citaran al ministro de finanzas públicas pues acusan a su viceministra de violar la constitución al sugerir que para resolver la crisis financiera de la USAC se aumente la matricula estudiantil.

estuardo galvez rector usac universidad de san carlos guatemala

La prueba de fuego para Gálvez es la marcha que está convocando el 7 de marzo para exigir el 5% y poder limpiar su imagen política ante el rechazo que ha generado debido a los señalamientos de corrupción en el manejo presupuestario, el tráfico de influencias en las comisiones de postulación ante distintas elecciones de peso en el estado, su fijación por decorar jardines y descuidar la calidad académica, su incapacidad para defender ante la Corte de Constitucionalidad (CC) el voto estudiantil ante las Juntas Directivas de la Facultades y recientemente su traición al acuerdo que firmó en 2010[5] que apertura la posibilidad de realizar los cambios tan esperados que la Universidad del siglo XXI necesita.

De esa cuenta el discurso de exigir el presupuesto también se convierte en un distractor mediático para no abordar el tema de la Reforma Universitaria. El 06 de febrero de 2013 en reunión extraordinaria, el CSU conoció la propuesta elaborada por la Comisión Multisectorial y la desechó bajo el argumento de que ellos habían realizado paralelamente otra propuesta que no fue consensuada, violando así el acuerdo firmado en 2010. Esto provocó la toma de las instalaciones de rectoría por estudiantes universitarios, la cual cumplió hoy 22  días y se proyecta de manera permanente hasta que el rector asuma su compromiso.

Para hacerle frente a la gestación del movimiento pro reforma universitaria, Gálvez ha logrado negociar con la AEU y con –algunos miembros- de EPA que no están en la toma de rectoría, el apoyo para exigir el presupuesto. Entre las actividades se pueden mencionar la toma de la Avenida Petapa por encapuchados el 7 de febrero, y una campaña que consiste en colocar mensajes en los carros “5% para la USAC”.

Por su parte el Centro de Estudios Urbanos y Rurales de la USAC (CEUR) ingresó las bases de datos estudiantiles y difundió mensajes relacionados al presupuesto. Desde enero de 2012 el director del CEUR es Oscar Peláez Almengor quien es asesor de Gálvez desde 2006 cuando asumió la rectoría. El director anterior del CEUR era Eduardo Velásquez opositor a Gálvez y excandidato a rectoría. Varios estudiantes han manifestado su rechazo ante esta propaganda pues aseguran que nunca le dieron sus correos al CEUR, lo que hace suponer que rectoría se los proporcionó.

III

¿Reforma o Presupuesto?

Estuardo Gálvez se encuentra ante una doble situación que se le puede salir de las manos. Por un lado debe presionar al gobierno para asegurar el presupuesto de la USAC en un contexto en el que las finanzas públicas andan por los suelos. Esto consolida a Gálvez como oposición directa al gobierno. Y por el otro, de no atender las demandas estudiantiles para aprobar la metodología que le dé vida al Congreso de Reforma Universitaria, su imagen política terminará deteriorándose aún más, al demostrar su incapacidad para mantener la unidad san carlista de cara a sus futuras pretensiones políticas.

Exigir el presupuesto que a la USAC le corresponde es necesario, pero más necesario es que a través de la Reforma Universitaria se creen los mecanismos para frenar la corrupción y la mala orientación de los fondos que hoy sumen a la única universidad pública de Guatemala en una de sus peores crisis. ¿Podrá Gálvez quedar bien con TODOS?

[1] Gálvez es rector por segundo periodo consecutivo (2006-2010 y 2010-2014). Anteriormente fue decano de la facultad de derecho (2000-2004) y representante de los profesores de derecho ante el CSU (1997-1998).

[2] El artículo 84 de la Constitución Política de la República contempla la asignación de no menos del 5% del Presupuesto General de Ingresos Ordinarios para la USAC. En el 2012 el presupuesto asignado fue de Q1 mil 356 millones, pese a que el rector había pedido Q1 mil 685 millones.

[3]Entre los personajes que luego de ser rectores se han catapultado en el poder público podemos mencionar a Eduardo Meyer en la DCG como diputado y luego como Ministro de Educación (1986-1990) y  finalmente como diputado de la UNE (2004-2012); Juan Alfonso Fuentes Soria como Secretario de la Paz (SEPAZ) durante el gobierno del FRG; Jafeth Cabrera Franco como Secretario de Asuntos Agrarios (SAA) durante el gobierno de Berger; Efraín Medina Guerra candidato vicepresidencial de VIVA en las elecciones 2011 y ministro de Agricultura Ganadería y Alimentación (MAGA) durante el primer año de gobierno del PP; y Luis Leal como viceministro del MAGA en 2008 durante el gobierno de la UNE.

[4] Para seguir afianzando el voto en el departamento de Guatemala, TODOS anunció el 24 de febrero una alianza política con VICTORIA para buscar que Amílcar Rivera retorne a la comuna mixqueña luego de haber perdido en las pasadas elecciones con el hijo de Otto Pérez Molina. Asimismo se aliaron al partido UNIONISTA para postular la reelección del veterano alcalde Álvaro Arzú.

 

[5] Acta 29-2010, Punto 4. Establecimiento de la Comisión Multisectorial para la elaboración de la Metodología del Congreso de Reforma Universitaria. Para consultar la propuesta visite: http://reformausac.blogspot.com/

Canadá, Quebec: ¡La huelga general continúa!

Domingo, Abril 29th, 2012

Más información : http://es.contrainfo.espiv.net/2012/04/26/canada-quebec-la-huelga-general-continua/#more-6772

El mayor movimiento de huelga estudiantil jamás visto en Canadá está en pleno apogeo tras 10 semanas consecutivas. Actualmente, hay más de 170 000 estudiantes en huelga, de lxs que 85 000 está en huelga indefinida hasta la victoria. Inicialmente opuesto al 75% del aumento de las tasas de matrícula decretados por el gobierno (neo)liberal de Quebec (el 2º aumento en 5 años después de más de un decenio de congelación de las tasas), este movimiento formado por estudiantes universitarixs y de instituto, aunque también por anarquistas y otrxs militantes radicales sin ser estudiantes, se ha convertido en la punta de lanza de la resistencia a la agenda neoliberal canadiense.

Profesorxs, sindicalistas y trabajadorxs de diferentes sectores han manifestado de forma activa su apoyo a este movimiento masivo y enérgico que, a cambio, ha mostrado su solidaridad con diferentes luchas, en especial, con el aumento de las tarifas suplementarias en sanidad y contra el Plan Norte del gobierno de Charest, proyecto neocolonial que aspira a “desarrollar” brutalmente el Norte quebequés, tierra autóctona, a base de minas y presas hidroeléctricas.

En el mejor momento del movimiento, más de 300 000 personas estaban en huelga y, el pasado 22 de marzo, una manifestación gigantesca reunió alrededor de 200 000 personas en las calles de Montreal, probablemente sea la mayor manifestación de toda la historia (colonial) de Canadá.

En la mayoría de las manifestaciones de la ciudades más grandes de Quebec, se llevaron a cabo diversas acciones directas y bloqueos, así como ocupaciones, casi a diario y, a menudo, varias veces en un mismo día. Los principales blancos fueron el puerto de Montreal (¡cuatro veces a falta de una!), diversos puentes y autopistas, la torre de la Bolsa, el casino de Montreal, así como numerosas oficinas ministeriales.

Sin contar las cientos de acciones diarias, simbólicas, teatrales, musicales o gráficas que han permitido, notablemente, cubrir literalmente la villa de Montreal con el símbolo del movimiento: el cuadrado rojo.

Desde los inicios del movimiento, la represión ha sido feroz. La policía de Montreal sigue siendo una de las más ilustres por su brutalidad y odio a los movimientos sociales, golpeando, gaseando, encarcelando, intimidando e hiriendo de gravedad a un gran número de manifestantes, pero también a profesorxs solidarixs, periodistas y transeúntes.

Por parte de las administraciones universitarias e institutos, después de una campaña de miedo e intimidación desde el inicio del movimiento, rechazando la efectividad de las convocatorias de huelga de las asociaciones estudiantiles locales y utilizando la expresión ridícula: “boicot al curso”, ahora intentan, por todos los medios, romper la huelga, sobre todo, en lxs establecimientos que participan en el movimiento desde el principio, haciendo planear el fantasma de una cancelación, pura y dura, del trimestre de invierno de 2012.

En su desesperación, durante las dos semanas anteriores, los rectores universitatios, directores de instituto e, incluso, los estudiantes anti huelga han recurrido a los tribunales para obtener las medidas cautelares que impidan el bloqueo físico de los espacios por parte de lxs huelguistas, bajo pena de multas extremadamente duras e, incluso, la posibilidad de un año de prisión.

Frente un claro intento de judicialización del conflicto, cientos de personas desafiaron las medidas cautelares e hicieron respetar, con éxito, las convocatorias de huelga con la fuerza del número en dos institutos.

Sin embargo, en la universidad de Quebec en Outaouais (UQO), después de que el bloqueo saliera adelante en una jornada en que 200 personas realizaron barricadas en los pabellones, dos días después, la policía detuvo a 160 personas que intentaban bloquear el acceso, entre lxs que se encontraban profesorxs solidarixs.

En la universidad de Montreal, una manifestación espontánea de unas 600 personas para desafiar la orden judicial obtenida por el rector se convirtió en una pequeña revuelta cuando la gente, empoderada y ayudada por compas encapuchadxs, destrozó los cristales para entrar al edificio del rectorado, expulsaron a los guardas de seguridad, derramó pintura en los muros e intentó echar abajo la puerta de madera maciza de la oficina del rector ¡con un ariete improvisado!

Al salir del lugar, la manifestación se dio una vuelta por la oficina del Ministro de Economía y la saqueó. Ante la explosión de la represión y la judicialización del conflicto, esta semana se han multiplicado las acciones directas anónimas: se saquearon cuatro oficinas ministeriales, se lanzaron sacos de ladrillos a las vías de 5 estaciones de metro paralizando cuatro líneas del metro de Montreal que duraron media hora, se lanzaron bombas de humo al interior de una estación central y ¡se soltaron cientos de grillos a los muros de la UQO!

La lucha continúa y entra en una fase crucial. Es aun muy pronto para hacer balance de este movimiento masivo y polimorfo, pero más allá de las reivindicaciones con un (amargo) sabor social demócrata, la recuperación de la combatividad que ha surgido en el sombrío panorama político de América del Norte deja entrever el inicio de un nuevo ciclo de grandes luchas contra el neoliberalismo. Algunxs comienzan, incluso, a hablar de una “primavera quebequesa”, en referencia a las revueltas árabes…

Por otra parte, este movimiento ha tenido el mérito de plantear ciertos debates interesantes, incluida la cuestión de las formas (crítica a la no violencia dogmática) y a la relevancia de una implicación radical en los movimientos sociales. Lo demuestra este manifiesto publicado por compas anarquistas en lucha, así como esta perla del humor negro realizada por el grupo radical Mise en demeure, como crítica al pacifismo blandengue de un sector determinado del movimiento estudiantil, así como la violencia policial que casi le cuesta un ojo a un manifestante el pasado 7 de marzo.

¡!Defendamos la Autonomía: Todos contra la presencia de la PNC en la USAC!!

Martes, Marzo 6th, 2012

Fuente: http://www.elsoca.org/index.php/america-central/guatemala/2372-guatemala-defendamos-la-autonomia-todos-contra-la-presencia-de-la-pnc-en-la-usac

!!Abajo la decisión inconsulta del CSU!!

El 28 de febrero, en conferencia de prensa, Carlos Estuardo Gálvez Barrios, rector de la Universidad de San Carlos (USAC) de Guatemala, en representación del Consejo Superior Universitario (CSU), el secretario general de la Asociación de Estudiantes Universitarios, Roberto Muñoz y el Honorable Comité de Huelga de Dolores anunciaron que estarían de acuerdo con el ingreso de la Policía Nacional Civil al Campus de la Universidad “en casos extremos”.

 

La resolución tomada por el CSU expresa que por los recientes hechos de violencia entre grupos estudiantiles acaecidos el 16 de febrero en el edificio S-10 de la Facultad de Ciencias Económicas, y otros hechos delictivos que acaecen en el Campus Universitario, acuerda reforzar la seguridad interna tomando diferentes medidas, clausurar los bares que rodean el Campus y solicitar el auxilio de la Policía Nacional Civil y el Ministerio Público cuando se de “una emergencia de desorden público y en casos extremos, cuando esté en peligro la vida de miembros de la comunidad universitaria…”

Esta decisión fue tomada, en primer lugar, sin consultar a ningún sector de la comunidad universitaria. No se consulto a las organizaciones de docentes, ni el sindicato de trabajadores. Las organizaciones, grupos y corrientes estudiantiles, por fuera de la Asociación de Estudiantes Universitarios (AEU), no fueron tomados en cuenta en esta decisión tan importante. Esta fue una acción burocrática, autoritaria y antidemocrática.

Rechazamos tajantemente este acuerdo de cúpulas, pues representa a una violación flagrante de la Autonomía Universitaria, que hemos defendido contra la represión de los anteriores gobiernos militares y que ahora campantemente se nos quiere arrebatar, con el pretexto de combatir la delincuencia. Llama poderosamente la atención, que la decisión inconsulta del CSU fue tomada unos días después de finalizada la toma de dos semanas de la Facultad de Ingeniería, realizada por los estudiantes. Esta decisión revela la intención oculta de llamar a la PNC para reprimir las luchas que lleva a cabo el estudiantado por sus justos derechos.

Es cierto que en el campus se producen robos, abusos, tráfico de drogas y hasta violaciones, pero este no es un problema propio de la USAC sino del conjunto de la sociedad guatemalteca, que se ve afectada por la decadencia del capitalismo que produce todas estas lacras. Para mantener el orden dentro del campus universitario,  existe un cuerpo de vigilancia de la propia institución, y los estudiantes conscientes podemos organizarnos para controlar la delincuencia.

Denunciamos la hipocresía de los dirigentes corruptos de la AEU y el Comité de Huelga, pues es bien sabido que en las trifulcas entre estudiantes en esta época de Huelga de Dolores están involucrados ellos mismos. Estos individuos han convertido la tradición de lucha revolucionaria estudiantil en un vil negocio, en el que involucran a gente ajena a la USAC y en el que buscan lucrarse exigiendo pagos en los parqueos y hasta por ingresar al Campus. Los bares y “chupaderos” situados en la entrada de la U son propiedad de estos mismos mafiosos que controlan la AEU.

Llamamos a todos los sectores democráticos, progresistas, y honestos del estudiantado, profesorado y trabajadores de la USAC, a tomar medidas urgentes y conjuntas para rechazar la decisión unilateral y antidemocrática del CSU y la AEU, que una vez más atentan contra la Autonomía Universitaria y amenazan a todos aquellos que luchamos por nuestros legítimos derechos dentro de la USAC.

Llamamos especialmente al colectivo de Estudiantes por la Autonomía (EPA) a luchar unidos, a cerrar filas,  y a encabezar la movilización para evitar el ingreso de la PNC dentro de la USAC. Cualquier posible diferencia debe ser discutida democráticamente, pero la prioridad en este momento es defender la autonomía. Llamamos a desarrollar asambleas estudiantiles en cada escuela y facultad, para escuchar a los estudiantes, debatir el camino a seguir, incorporar a la mayor cantidad de compañeros y compañeras a esta nueva lucha, que es una prolongación de la lucha anterior por la defensa de la autonomía dentro de la USAC

 

PARTIDO SOCIALISTA CENTROAMERICANO (PSOCA)

Centroamérica, 1 de marzo de 2012

¿Cómo va el proceso de reforma universitaria en la USAC?

Jueves, Noviembre 24th, 2011

http://vimeo.com/32591468

 

Caminata reivindicativa del movimiento estudiantil

Miércoles, Noviembre 23rd, 2011

El pasado domingo 20 de noviembre un grupo de estudiantes de diferentes escuelas y facultades de la Universidad de San Carlos USAC (única universidad pública en Guatemala), se reunieron en el obelisco para reivindicar las luchas estudiantiles en el continente americano contra la privatización de la Educación.  La USAC debería de recibir el 5% del presupuesto del estado guatemalteco, a cambio recibe menos de lo asignado y siguiendo los planes del paquete neoliberal se pretende cobrar una cuota mensual la cual vendría a beneficiar a sectores privilegiados; excluyendo a las grandes mayorías que históricamente se les ha negado el derecho legítimo a una educación gratuita, crítica, científica y popular  Con la privatización de la educación l@s estudiantes del mundo sabemos que se pretende crear robots al servicio del sistema capitalista y no educar a seres pensantes que realmente busquen soluciones a las problemáticas que afectan al mundo.

La guerra contra el comunismo, el terrorismo y actualmente la delincuencia y el crimen organizado han sido usados como excusa por gobiernos como el que pretende instaurar el general Otto Pérez para sacar más militares y policías a  las calles; de esta manera seguir manteniendo el control sobre la población y sobretodo una juventud que se va dando cuenta de la necesidad de más escuelas y maestros, y menos cuarteles militares, policías y políticos al servicio de la élite burguesa La caminata concluyó en la Plaza Chile (Avenida Las Américas zona 13)  con un concierto y discurso de l@s compañerxs sancarlistas ante la mirada del público que se daba cita como todos los domingos en Pasos y Pedales; proyecto del criollo alcalde capitalino.

Marcha reivindicativa del movimiento estudiantil

Jueves, Noviembre 17th, 2011

Domingo 20 de noviembre del 2011

Punto de partida: Plaza Obelisco 09:00 AM

Punto final: Plaza Chile (avenida Las Américas)

Estudiantes por la Autonomía -EPA- A la comunidad universitaria comunica:

Viernes, Septiembre 16th, 2011

 

 

La Universidad de San Carlos ha sido una institución que se ha destacado en la historia de nuestro país, por el acompañamiento a las luchas sociales y por la denuncia de la desigualdad y propuestas de solución ante las problemáticas nacionales. Al ser la única universidad pública, ha estado a la vanguardia de la educación superior y su autonomía radica en la importancia que tiene en las distintas estructuras del Estado y por tanto su injerencia en la política guatemalteca.

 

Durante la época del Conflicto Armado Interno vivió la pérdida de grandes intelectuales y promotores del pensamiento revolucionario, que buscaban construir una sociedad justa y la redistribución equitativa de las riquezas de este país, formando un bloque de movimientos sociales que aglomeraba a estudiantes, maestros, obreros, sindicalistas, indígenas, mujeres, entre otros grupos sociales, que desde hace mucho tiempo, nos hemos encontrado en desventaja ante los que poseen el poder político, económico, social de Guatemala. La firma de la paz significaba un “nuevo comienzo”, donde los problemas principales que motivaron la guerra no habían sido solucionados y la organización social, había sido uno de los elemento más reprimidos por el Estado.

 

La educación ha sido un elemento tan abandonado por los gobiernos de este país, que se ha vuelto una mercancía en la que se debe invertir grandes cantidades de dinero, para poder garantizar su calidad. Y cuya característica elemental, la gratuidad, tambalea año con año y la accesibilidad (en el caso de la USAC) está sujeta a una serie de desgastantes evaluaciones que no buscan solucionar la deficiencia de la educación en general en Guatemala, sino excluye y trunca el futuro de miles de jóvenes cuyas familias o ellos mismos no pueden costear educación privada.

 

Los primeros once años de este nuevo siglo, han significado para la universidad, un período de estancamiento científico y de conciencia social. Se ha dedicado a fortalecer la corrupción y a proyectarse en el futuro como universidad “prestigiosa”, pero con bases de cartón, pues no hay una real actualización docente, ambientes adecuados y equipados, buena utilización de recursos y del espacio, así como la consolidación de la educación como un proyecto mercantil. Es una institución que viola los derechos humanos, que sigue marginando a los sectores sociales históricamente excluidos y cuya transparencia en sus procesos políticos es muy cuestionable.

 

La defensa de la Autonomía Universitaria implica que la Universidad sea una institución ajena de intervenciones políticas y manipulaciones de los distintos grupos de poder que se encuentran alrededor de ésta, que son las mismas estructuras paralelas que rodean al Estado; determina que las decisiones que se tomen por su gobierno, se rijan por los principios democráticos en condiciones de igualdad y respeto, de quienes forman el espectro universitario y damos vida a este espacio académico.

 

La educación superior como un derecho humano irrestricto, implica que la Universidad estatal, se desarrolle en condiciones de gratuidad, para el beneficio de la sociedad en su conjunto sin discriminación alguna, para que las grandes mayorías puedan acceder a la misma y contribuir al desarrollo equitativo y justo de toda la población.

 

Los Estudiantes Por la Autonomía (EPA) conscientes de la tendencia neoliberal, que la Universidad Pública ha venido llevando, hemos resistido mediante medidas de hecho y

acciones propositivas para generar transformaciones profundas que la USAC, nuestra alma mater necesita.

 

De tal forma, uno de los avances a favor de la universidad pública, popular, crítica y científica producto de los acuerdos firmados entre el Consejo Superior Universitario (CSU) y EPA, tras la toma de cincuenta y cuatro días el año pasado, la mesa de restitución de derechos concluyó hace varios meses en un texto que busca reformar la Ley Orgánica de la Universidad, en lo que respecta a subsanar las desigualdades dentro de las juntas directivas, de las unidades académicas facultativas.

 

Esta estructura busca ser más democrática y congruente con el principio de representatividad constitucional; las reformas más notables son:

1. Equiparación temporal del periodo de función (2 años) a todos los representantes según establece la constitución política de la república (docentes, profesionales y estudiantes).

2. Los docentes, ya no votarán como profesionales, generando así una condición de igualdad entre los representantes, al tener todos un solo voto (situación que regirá a todas las unidades académicas facultativas y no facultativas).

3. Desaparecen los cuerpos colegiados de elección en estudiantes y profesionales, y se sustituyen por voto directo, para los tres sectores (estudiantes, profesionales y docentes).

4. Se elimina la figura de secretario académico, por la figura de Vicedecano, quien fungirá como decano en caso de ausencia de éste, desapareciendo por lo tanto las atribuciones del Vocal I, al respecto.

5. Se elige por planilla única a Decano y Vicedecano por un periodo de 4 años.

 

Siendo entonces la nueva estructura de la Juntas Directivas de las unidades académicas facultativas la siguiente:

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Nos vemos ante estas y otras problemáticas, como estudiantes universitarios (y parte de una misma sociedad), en la necesidad de organizarnos y exigir una reforma universitaria profunda e integral, que realmente se deba al pueblo (que la sostiene) y que no le vete educación a nadie, sino busque alternativas para concientizar a la población guatemalteca de la importancia de la educación para un verdadero desarrollo.

 

Otro de los avances, según el acuerdo logrado entre el CSU y EPA que es parte de un proceso de reforma permanente y busca poner una contra-tendencia al neoliberalismo en la educación superior pública, es la conformación de una comisión multisectorial que genere las bases y metodología de un amplio y profundo proceso de reforma universitaria.

Hay que tomar en cuenta que la sociedad es dinámica y las estructuras sociales son cambiantes y sujetas a sus contextos histórico-sociales, por lo que ya es necesario analizar y repensar también las estructuras que forman la universidad, como su sistema de gobierno, la transparencia en su sistema financiero, entre otros.

 

Esta reforma debe partir de nuestra realidad, constituirse en un espacio plural y que priorice la democracia participativa, que visibilice a los pueblos indígenas, a las mujeres, trabajadores y todos los que hacemos vida universitaria, retomando el vínculo con la sociedad y creando propuestas de solución ante las problemáticas que se presentan.

 

Las y los estudiantes dejamos planteada la necesidad de impulsar un proceso de reforma, cuyo inicio debía ser impulsado por una comisión multisectorial para la elaboración de la metodología y bases del proceso de reforma universitaria que debía componerse de la siguiente manera: tres representantes del Consejo Superior Universitario, uno de los cuales deberá pertenecer al sector estudiantil; tres del colectivo Estudiantes por la Autonomía (EPA); tres docentes, tres profesionales. En esta comisión podrán participar, de igual número, representantes de sectores universitarios legalmente constituidos, que así lo solicitaron, ante la Secretaría General en octubre de 2010.

 

Esta comisión también tiene como tarea, realizar un diagnóstico institucional sobre la problemática en general de la Universidad de San Carlos de Guatemala, tomando en cuenta lo relativo a los exámenes de ubicación y el plan de repitencia estudiantil. En la actualidad esta comisión está organizada por 54 sectores cuyo máximo órgano de toma de decisiones es la Asamblea General de la comisión y posee una coordinadora, con sus distintas comisiones de trabajo.

 

Esto significa un nuevo momento para la historia de nuestra universidad, que permita una educación de calidad, con accesibilidad para toda la población, creación de conocimiento crítico, nuevas formas de aprendizaje y que como universitarias y universitarios podamos incidir en el desarrollo del país, priorizando las necesidades de la población marginada y siendo profesionales capaces de articular la teoría con la realidad social, a través de la práctica.

 

Por todo lo anterior, el colectivo de Estudiantes Por la Autonomía (EPA), convoca a todas y todos los miembros de la comunidad universitaria a:

* Conocer el proceso de reforma integral

 

Y a toda la sociedad guatemalteca a:

* Exigir junto con nosotros el día 21 de septiembre frente a rectoría de la USAC en un plantón pacífico, la aprobación de la iniciativa de reforma a la ley orgánica de la universidad, que será el inicio real del proceso de reforma integral, para la construcción de una universidad pública, gratuita, popular, crítica, científica y laica para toda la sociedad guatemalteca.

 

 

Guatemala, 13 de septiembre de 2011.

 

Entrevista con estudiantes de EPA

Lunes, Noviembre 15th, 2010

“Nuestra lucha sirvió para abrir una nueva situación en la universidad. Ahora es la comunidad universitaria la que debe continuar”

 

 

Marcelo Colussi

mmcolussi@gmail.com

 

Luego de casi dos meses de toma, la Universidad de San Carlos de Guatemala se encamina a un proceso de replanteamiento en su situación general. Se ha abierto ahora un espacio inédito, desconocido durante décadas en el Alma Mater: se habla de un próximo Congreso de Reforma Universitaria.

El proceso vivido durante el tiempo de la toma fue difícil, tenso, no exento de contradicciones. Lo conseguido como producto de esa lucha es un nuevo espacio que pone en marcha (o podría poner, al menos) en cuestionamiento toda la estructura de la universidad de San Carlos, la única pública del país, por cierto la más grande y prestigiosa, ganada cada vez más por una ideología neoliberal y por actitudes políticas mafiosas en su funcionamiento. ¿Qué dejaron estos dos meses de toma? Para sectores conservadores de derecha: sólo tiempo perdido y la reiteración que esta universidad sigue siendo una “cueva de bochincheros y alborotadores”. En la antípoda, para algunos sectores de izquierda: muy poco, porque lo obtenido es ínfimo en relación al esfuerzo desplegado, llegándose incluso a considerar que la agrupación EPA (Estudiantes por la Autonomía) se doblegó y “negoció” con las autoridades universitarias o, en el mejor de los casos, tuvo un manejo ingenuo, permitiendo el avance de las propuestas conservadoras.

Evaluar el proceso actual no es fácil, por lo complejo de la situación. Más allá de todo lo que se diga, no hay ninguna duda que el grupo EPA tiene el mérito de haber levantado la voz en relación a una situación a todas luces desastrosa que vive la universidad pública. Lo que pueda suceder con la tricentenaria de aquí en más es responsabilidad de la comunidad universitaria en su conjunto (estudiantes, profesores, graduados y personal no-docente), y no sólo del grupo que impulsó la toma. Pero para evaluar con claridad la situación actual entendemos que lo mejor es darle la palabra a los protagonistas mismos de todo esto: dos de los fundadores y activistas del grupo EPA: Sandra Xinico y Alejandro Mejía, ambos estudiantes de Antropología, quienes en diálogo abierto y transparente plantean su lectura de la coyuntura de la Carolingia y sus perspectivas futuras.

 

_______________

 

Pregunta: Después de casi dos meses de haberse mantenido cerrada la universidad, ahora que se retomaron las actividades y se habla de un próximo proceso de Reforma Universitaria, ¿cómo evalúan ustedes lo actuado y qué perspectivas de futuro ven?

 

Respuesta: Ahora, ya más tranquilos y tratando de evaluar todo lo que sucedió, podemos decir que con la toma de la universidad, hasta el momento en que la llevamos adelante, eso era todo lo que podíamos hacer. Lo que logramos era todo lo que se podía, dadas las condiciones en que nos desenvolvíamos. Hay que tener en cuenta que hubo siempre un clima adverso hacia los estudiantes de EPA dado, básicamente, por la prensa; y también hay que considerar que el Consejo Superior Universitario contaba con numerosos recursos para manipularnos. Debe quedar claro que la toma de la universidad no era un fin en sí mismo sino un medio para lograr abrir un escenario nuevo. Y eso se logró. Creemos que nuestra lucha sirvió para abrir una nueva situación con la que seguir la lucha dentro de la universidad; para eso sirvió la toma. Definitivamente no podíamos ir más allá de lo que se logró, porque era un momento de mucha, muchísima presión. Lo que evaluamos luego de la toma es que se abrió un espacio de discusión, de debate, de cuestionamiento y crítica, y es allí donde puede caber el planteamiento de una reforma universitaria.

Hay dos aspectos importantes que se consiguieron con la medida de fuerza: por un lado, se está llevando una mesa de trabajo que está viendo una iniciativa de ley para revisar la situación de las Juntas Directivas dentro de la universidad. Ese es un aspecto muy importante: todo lo que tiene que ver con el gobierno universitario. Y junto a eso hay una segunda mesa que está preparando las condiciones para el futuro Congreso de Reforma Universitaria. EPA, como grupo promotor de estas reformas que podrán venir, está dentro de esas mesas de trabajo en estos momentos: tres compañeros en la de preparación del Congreso, y dos en la de iniciativa de ley. En ambas mesas estamos trabajando para sentar las bases firmes sobre las que se va a desarrollar el Congreso de Reforma Universitaria. Tenemos muchas desventajas, porque desde el momento en que se reabrió la universidad y se volvió a la normalidad anterior, nosotros como grupo quedamos bastante golpeados, cansados, agotados diría. Por eso fue que no pudimos hacer una difusión de todo lo que se había logrado como hubiéramos querido hacerlo. Los acuerdos que se lograron quizá no llevan todo lo que hubiéramos deseado; estábamos agotados. Ya se habían consumado las elecciones, que fueron el disparador de toda la medida, y eso nos golpeó bastante. Además estaba el peligro constante de una intervención policial en la universidad, y el temor ante posibles hechos de violencia también nos fue agotando. Sin dudas que quedaron vacíos dentro de los acuerdos alcanzados; eso lo reconocemos. Pero valoramos todo lo hecho como muy positivo, porque de no haberse dado la toma y todo el proceso que llevamos adelante, ahora sería imposible estar hablando de la posibilidad de una reforma. En ese sentido creo que lo hecho fue positivo.

Pregunta: Algunos sectores desde la izquierda llegaron a decir que los acuerdos que dieron fin a la toma fueron demasiado “suaves”, que no se rescató el espíritu que impulsó los dos meses de lucha. ¿A qué atribuyen ustedes que hayan salido como salieron esos acuerdos? Hubo quien dijo, mal informado quizá, o malintencionadamente, que EPA “se vendió”, que se quebró al final. ¿Qué dirían de eso?

 

Respuesta: La universidad de San Carlos hace tiempo que viene decayendo, y se llegó a un momento de crisis generalizada, fundamentalmente porque se abandonó su verdadero proyecto académico (eso es lo que menos interesa a su interior) y todo quedó en manos de manejos corruptos y mafiosos. Ante esa crisis fenomenal surge EPA, y aparece nuestra movilización. La toma del campus durante 54 días no podía resolver todos estos aspectos negativos que vinieron acumulándose por años. Hubo quizá quien tuvo expectativas demasiado grandes en relación a lo que se podía lograr con nuestra medida de fuerza. Pero tiene que quedar claro que con dos meses no se podía poner en marcha de nuevo a un movimiento estudiantil que viene desmovilizado desde hace años. Si desde algunos de esos sectores de una izquierda más tradicional se esperaba que toda la universidad nuevamente se movilizara y se pusiera en pie de lucha como sucedió años atrás, pues las cosas ahora son distintas: el contexto nacional e internacional es otro, los estudiantes son otros. Todos esos son elementos que jugaban en contra de lo que EPA podía conseguir con la toma. Por eso creemos que lo que se consiguió es mucho, es un gran producto. Muchos compañeros, por las terribles presiones que atravesábamos, salieron golpeados. También nosotros queríamos algo más profundo, pero luego nos fuimos dando cuenta que no había espacio para profundizar más la lucha, dadas todas estas condiciones que mencionaba. Lo que deseamos es que el movimiento sea para todas y todos los estudiantes, que crezca, que se desarrolle, pero también creemos que en esa lucha deben sumarse otros sectores de la universidad: los docentes y los trabajadores no-docentes. Ante los años y años de silencio y desmovilización que ha sufrido todo el movimiento estudiantil, y la sociedad en su conjunto, nuestra lucha al menos volvió a poner en agenda estos problemas.

No hay dudas que ese silencio, esa desideologización responde a una derrota que ha sufrido el movimiento popular en los últimos años. Las democracias que vivimos hoy en día no sirven para recuperar todo el terreno perdido. Y esta desideologización, esta falta de interés por los temas políticos lo evidencian. Si algún sector de la izquierda pensaba que con la toma ya se ponía de nuevo en pie de lucha todo el movimiento estudiantil tal como fue años atrás, eso no es ni puede ser así. En estos momentos el estudiantado está lejos de marcos ideológicos de transformación social y de luchas democráticas como tuvo años atrás. No hay que olvidarse eso, porque es en ese contexto que nace EPA. Además, EPA es un grupo muy pequeño comparado con toda la población estudiantil, y muy heterogéneo además. En realidad nació ante la crisis que se vive hoy día a lo interno de la San Carlos, porque el sentir estudiantil y su sentido de protesta nunca desaparecieron del todo. Ante ese panorama haber logrado un espacio para poder continuar la protesta creemos que es un gran logro. Además, vemos que es imprescindible un cambio dentro de la institución universitaria. Pero no hay que confundirse: lo que sucede en la universidad es producto de todo lo que sucede a nivel general en la sociedad. El neoliberalismo que ha llegado con tanta fuerza, el espíritu conservador y de desmovilización están en todas partes, y no sólo en la universidad.

Pregunta: La comunidad universitaria en su conjunto: catedráticos, alumnos, graduados, personal no-docente ¿cómo está respondiendo en este momento en relación al llamado a un Congreso de Reforma?

 

Respuesta: Estamos en un momento difícil, complicado. La población estudiantil, a estas alturas del año, está terminando prácticamente las clases, por lo que se encuentra muy desestructurada, muy desorganizada. Hay mucha presión para terminar el semestre, como sea, pero se tiene que terminar. Creemos que las asambleas generales, tanto de estudiantes como de profesores, deberían ser los elementos más importantes para discutir todo esto y para tomar decisiones trascendentales, pero en este momento todo se complica porque, en general, la gente está queriendo terminar el semestre y eso es lo único que interesa. Ante esa circunstancia se hace muy difícil convocar y lograr aglutinar a toda la población de la universidad. Al finalizar el año se juntan muchas actividades, para todos: para los estudiantes, por tratar de cerrar sus clases, las autoridades viendo el presupuesto próximo; es decir: hay muchos factores que complican la situación para discutir con tranquilidad todo lo que está pendiente. Por eso, lo que más nos interesa a nosotros como EPA es poder dejar conformadas esas dos mesas para organizar el Congreso para el año que viene. Lo que vemos es que toda la movilización que pusimos en marcha ahora trajo algunos procesos de cambios en algunas unidades académicas, que comenzaron a criticar a sus autoridades, a revisar críticamente algunos puntos de su trabajo, de querer ver más en profundidad qué está sucediendo en la universidad. De todos modos, con esa panorama a la vista se nos ha hecho bastante difícil informar bien qué sucedió con los acuerdos, difundir claramente cómo están las cosas y cuál es nuestra posición. Además cada uno de nosotros, como alumnos, debimos volver a las aulas, y eso implica tiempo y esfuerzo, naturalmente. Nuestra intención es difundir lo más ampliamente que se pueda la situación actual, por eso puede ser tan importante aprovechar una entrevista como ésta; queremos difundir dentro de la comunidad universitaria y también hacia afuera, para hacer saber cómo está el procedimiento que se está llevando a cabo. No es que EPA ya no exista más; lo que queremos dejar en claro es que ahora estamos trabajando para darle forma al cambio, pero trabajamos de otra manera. La medida de fuerza de EPA fue necesaria en un momento, pero eso siempre fue considerado sólo un medio, una herramienta para llegar al momento actual. Ahora, todo lo que se viene nos rebasa y debe ser la comunidad universitaria en su conjunto la que debe continuar.

Creemos que debe haber cambios profundos en la estructura misma de la universidad; hoy día vivimos una estructura de jerarquización muy grande, y creemos que el estudiantado debe ser más tenido en cuenta en sus propuestas, en su forma de proponer soluciones. Ahora le apostamos al nuevo semestre para seguir impulsando todas estas medidas, estas críticas: hay que continuar y fortalecer el proceso de politización del estudiantado.

Para el 21 de enero tenemos que tener terminado el trabajo de estas mesas que están funcionando ahora. Pero sabemos que todo esto es un proceso lento, complejo, y por fuerza tiene que tener la participación de la mayor cantidad de gente posible. Y en ese sentido los tiempos no tienen que ahogarnos; es preferible ir y lento pero logrando cosas con seguridad. Y si es necesario modificar alguna fecha contenida en los acuerdos, es mejor hacerlo si así logramos una mayor profundización de los debates. De todos modos, vamos a tratar que no se alarguen innecesariamente los procesos, porque en definitiva eso desmoviliza, desmotiva.

Pregunta: ¿Para qué fecha se está pensando el Congreso?

 

Respuesta: Aún no tenemos fechas específicas. Lo que queremos es desarrollar un estudio diagnóstico previo que sirva para determinar el estado real de la universidad. Tenemos que conocer exactamente cuáles son todos los vacíos que hay en estos momentos en la institución, para llegar con ese conocimiento al Congreso. No sabemos cuánto tiempo podría tomar ese diagnóstico, pero sin dudas va a tomar algunos meses, lo máximo unos seis. De ahí que estamos pensando que el Congreso pudiera tener lugar en el segundo semestre del año que viene. Lo que sí nos parece muy importante es definir exactamente la naturaleza misma de este Congreso, atendiendo a lo que nos arroje el diagnóstico y a las particularidades de cada unidad académica. En realidad le apostamos a que ese Congreso sirva para transformar la institucionalidad de la universidad y democratice a lo interno la vida de todos los miembros. Es decir: que sirva para darle participación genuina a todos los sectores que componen la institución, y que oriente también el quehacer científico, la producción de conocimiento que aporte realmente a la sociedad. En otros términos: que sirva para abrir una verdadera crítica a los modelos neoliberales con que se ha venido moviendo estos últimos años. Lo más probable es que no logremos todos esos cambios con un Congreso, porque por supuesto la universidad responde a un tipo de sociedad, a un modelo de país, no es una isla perdida.

Pregunta: ¿Y cómo ven ustedes las posibilidades reales de cambio en una universidad hoy por hoy tan derechizada, tan ganada por los discursos y las prácticas neoliberales, una universidad con tan altos niveles de corrupción como los que pareciera que existen? ¿Qué y cómo será posible cambiar algo de todo eso?

 

Respuesta: Ante todo, creemos que es necesario un cambio, por eso nos lo estamos planteando. Pero sabemos que mover algo dentro de una estructura tan complicada, donde hay mafias con enormes cuotas de poder, eso va a ser difícil. Por eso, siendo realistas, más allá de lo que se pueda lograr cambiar de verdad, sabemos que estamos aún muy lejos de la universidad que queremos. Estos grupos conservadores con sus prácticas corruptas que están tan metidos en la estructura de la universidad seguramente no se van a ir; no creo que los podamos quitar así tan fácilmente. Para cambiar esos grupos de poder, que no están sólo en la San Carlos, tenemos que plantearnos cambios mucho más generales, mucho más profundos. Y sabemos que cambiar cosas profundas en nuestro país es tremendamente difícil, porque esos grupos de poder, ante cualquier pequeña transformación, reaccionan siempre en forma violenta. Por eso ahora nos planteamos algunos pequeños cambios en la universidad, porque sabemos hasta dónde podemos avanzar en estos momentos.

Ahora necesitamos ir dándonos un trabajo de hormiguita, de abajo, con todas las bases. Y además, sabiendo que para fortalecer cualquier proceso de cambio, nunca se puede transformar con una sola institución, porque eso es una isla, siendo imposible que cambie esas institución sola. Sabemos, además, que cuando se intenta desarrollar un trabajo político de este tipo, de base, lento y buscando la organización a largo plazo, puede haber respuestas violentas de parte de los grupos que se podrían ir viendo afectados.

Pregunta: A propósito: a la vuelta de ustedes como estudiantes a sus respectivas clases, ¿tuvieron problemas, sufrieron algún tipo de ataque, de represalias?

 

Respuesta: Personalmente, nosotros no. Pero sí hemos sabidos de algunos compañeros en Ciencias Económicas, en Derecho, que han tenido algunos problemas. Con las autoridades universitarias mantenemos ahora algunos roces, hay cierta tensión. Pero lo que sí hay que mencionar es que no todas las unidades académicas respetaron los tiempos pactados en los acuerdos, y por lo tanto en muchos casos estuvieron tomando medidas que iban en contra de todos los estudiantes, no sólo los de EPA.

Pregunta: Recién ahora están comenzando a desarrollar una estrategia comunicacional respecto a los acuerdos obtenidos y a cómo siguen las cosas. ¿Por qué no lo hicieron antes, apenas terminada la toma de la universidad?

 

Respuesta: Porque no nos fue posible. Realmente quedamos agotados luego de los 54 días de toma. Y tener que cambiar rápidamente de ritmo, de escenario, volver a clases y a todas las actividades normales, fue un proceso muy complicado para todos los miembros de EPA. Y además de todas esas complicaciones, no tuvimos la energía suficiente como para darnos inmediatamente a la tarea de comunicar a toda la población los acuerdos alcanzados. Eso no es fácil, para nada; implica una estrategia bien concebida, bien articulada, que hay que poner en marcha, apoyar, alimentar. Todo eso demanda un gran esfuerzo. Pero estamos conscientes que es de vital importancia que todo el mundo conozca y se apropie de los acuerdos, tanto en la universidad como en todos los sectores de la sociedad. Eso, creemos, va poder involucrar a más gente en el mediano plazo. Por eso lo vemos tan importante, porque los medios de comunicación, una vez reabierta la universidad, se desligaron por completo del problema de la San Carlos. La universidad dejó de ser noticia, y las causas que motivaron la toma ya ni se volvieron a mencionar. Pero aunque todo esto no aparezca en la prensa comercial, creemos que es imprescindible que se siga conociendo acerca de la situación que vive la USAC, que aunque ahora está abierta, no ha cambiado en nada sus problemas estructurales, que fueron los que originaron el nacimiento de EPA y la recién finalizada medida de fuerza.