Posts Tagged ‘memoria’

H.I.J.O.S. Guatemala: ofensiva de la memoria

Jueves, Julio 10th, 2014

http://subversiones.org/archivos/29449

Por Susana Norman (Centro de Medios Independientes-Guatemala)
Fotografías: CPR Urbana y Susana Norman
Video: Susana Norman

http://www.youtube.com/watch?v=a6FvfCJuuFA&feature=player_embedded

Podrán cortar todas las flores pero siempre volverá la primavera.
Florecerá Guatemala
Cada gota de sangre,
cada lágrima,
cada sollozo apagado por las balas,
cada grito de dolor
cada pedazo de piel
arrancado por el odio
de los antihombres,
florecerán.
El sudor que brotaba
de nuestra angustia
huyendo de la policía,
y el suspiro escondido
en lo más secreto de nuestro miedo
florecerán.
Hemos vivido mil años de muerte
en una patria que será toda
una eterna primavera.

Julia Esquivel

El 30 de junio pasado alrededor de 500 personas acompañaron a la organización guatemalteca Hijos e Hijas por la identidad y la Justicia contra el Olvido y el Silencio (H.I.J.O.S. Guatemala) en la marcha llamada Ofensiva de la memoria: Esta es Nuestra Historia, Esta es Nuestra Memoria. La marcha, que tomó las calles de la Ciudad de Guatemala, y culminó enfrente del Palacio Nacional, es la quinceava vez que  H.I.J.O.S. realiza esta acción un 30 de junio desde que la organización nació el 30 de junio, 1999.

Hijos  de una paz truncada

Han sido 15 largos años en la lucha por la memoria, por la verdad y por la justicia de esta organización guatemalteca. El momento histórico en el que nace es crucial para entender su caminar durante década y media. Cuatro años antes, en 1996, la dirección de la Unidad Revolucionaria Guatemalteca Nacional (URNG) había firmado los Acuerdos de Paz con el Gobierno y el ejército de Guatemala. Los Acuerdos de Paz procuraban terminar una guerra que desde el golpe de estado del 1954 dejó más de 200 mil asesinados, más de 45 mil desaparecidos, millón y medio de desplazados internos y exiliados, y más de 440 comunidades indígenas enteras arrasadas por las fuerzas castrenses.

Un año antes de que naciera H.I.J.O.S., en abril de 1998, la Oficina de Derechos Humanos del Arzobispado de Guatemala, coordinada por el obispo Juan José Gerardi Conedera, había publicado el proyecto inter-diocesano de Recuperación de la Memoria Histórica (REMHI) Guatemala: Nunca Más. Dos días después, el 26 de abril de 1998, Gerardi fue brutalmente asesinado en la casa parroquial de San Sebastián en el centro de la Ciudad de Guatemala. El asesinato mostró que los Acuerdos de Paz estaban lejos de deconstruir las estructuras represivas del Estado, e impactó fuertemente en quiénes habían puesto fe y esperanza en el proceso de paz en Guatemala.

Un año después, en 1999, la Comisión de Esclarecimiento Histórico (CEH), de las Naciones Unidas presentó su informe Memorias del Silencio, donde revela que 93 por ciento de las atrocidades cometidas en contra de la población guatemalteca fueron realizadas por los aparatos represivos del Estado, tanto regulares como irregulares.

La CEH confirmó que entre los años 1981 y 1983,  tiempo que correspondía a los periodos en los que Romeo Lucas Garcia y Efraín Rios Montt estaban en el poder, el Estado guatemalteco identificó a grupos del pueblo maya como enemigo interno, y cometió genocidio en contra de los cuatro grupos lingüísticos Maya-Q’anjob’al y Maya-Chuj, en Barillas, Nentón y San Mateo Ixtatán del Norte de Huehuetenango; Maya-Ixil, en Nebaj, Cotzal y Chajul, Quiché; Maya-K’iche’ en Joyabaj, Zacualpa y Chiché, Quiché; y Maya-Achi en Rabinal, Baja Verapaz.

Álvaro Arzú Irigoyen  era el presidente en el país, reconoció solo 8 de las 14 recomendaciones de la CEH a través de anuncios pagados en dos periódicos nacionales en el mes de marzo el mismo año.  Dejó fuera algunos de los puntos más importantes que trataban el genocidio, la búsqueda de los cementerios clandestinos y las recomendaciones sobre investigaciones a las desapariciones forzadas.

La negación del gobierno de Arzú en seguir las recomendaciones de la ONU, previstas por los Acuerdos de Paz, visibilizó que las fuerzas castrenses continuaban presionando al Estado para frenar los procesos de verdad y de justicia que la sociedad civil guatemalteca clamaba. A la vez el ex-general Efraín Ríos Montt, entonces fundador del partido FRG y diputado en el Congreso Nacional, negó que el genocidio hubiera ocurrido.

Fotografía: Susana Norman

En mayo el mismo año, el Diario Militar salió a la luz pública, lo que sacudió de nuevo al país. El documento que después llegó a ser llamado el Dossier de la Muerte había pertenecido a una Unidad Militar y fue filtrado por algún oficial del ejército que hasta hoy día ha resguardado anonimato.

El Diario Militar contenía los nombres de 183 individuos que fueron desaparecidos entre agosto 1983 y marzo de 1985. La mayoría de las fichas aparecen marcadas con «código 300», que significaba que la persona ya había sido ejecutada; en muchos casos después de meses en el cautiverio militar bajo torturas. El Diario Militar probó la existencia de un minucioso sistema de exterminio de aquellas voces que el Estado consideraba los enemigos del orden establecido y obstáculos para los intereses económicos y políticos de las oligarquías en el país.

Los primeros pasos, una marcha

En la Ciudad de Guatemala muchas organizaciones se habían debilitado u ONGizado como resultado de la cooperación internacional. Otros habían hecho carrera política. Muchos jóvenes huérfanos de la guerra, buscaban formas más combativas de luchar por la memoria, la verdad y la justicia en el país.

En el clima político marcado por el hallazgo del Diario Militar, el REMHI,  la CEH y a la vez claras muestras de que el poder militar no era historia, sino que presente, H.I.J.O.S. Guatemala dio sus primeros pasos. Wendy Méndez, una de las fundadoras de H.I.J.O.S., había retornado del exilio en Canadá un año antes. Huérfana de la guerra, ella había conocido otros latinoamericanos exiliados en Canadá, y por medio de estas personas había escuchado sobre las iniciales experiencias de H.I.J.O.S. argentinas y uruguayas. Con el apoyo de la Asociación de Familiares de Detenidos y Desaparecidos de Guatemala (Famdegua) comenzó a buscar otros jóvenes con la misma rebeldía, con las mismas inquietudes. Muchos eran hijos o sobrinos de los y las desaparecidos, cuyos nombres y fotos formaron parte de los 183 destinos revelados en el Diario Militar. Se reunió un grupo de 15 jóvenes, número que se ha mantenido a lo largo de los años, aunque en las acciones son muchxs más. Después de realizar reflexiones colectivas decidieron llamarse  H.I.J.O.S.

«Había que realizar una primera acción», cuenta Flor de María Calderón, quien entró en H.I.J.O.S. pocos años más tarde. Se decidió que la primera acción fuera una marcha para exigir la desmilitarización en el país, para no permitir que el desfile anual del ejército, realizado cada 30 de junio, pudiera llevarse sin ser fuertemente rebatido. La iglesia progresista también había tomado iniciativa para resignificar aquella fecha. El Padre Hermógenes López fue  asesinado un 30 de junio de 1978, en su parroquia en San José Pinula. El Padre murió a pocos días de haber presentado un cuestionamiento al ejército por la represión que ejercía en contra de la población del país. Por eso, él fue uno más entre muchas víctimas de la Iglesia Católica progresista durante los años de la guerra.

Inventar y re-inventar la lucha

El uso de la creatividad y el arte en la lucha, es quizás una de los temas que ha caracterizado el caminar de H.I.J.O.S. a lo largo de sus 15 años. Tenemos el término Embuscadas por ejemplo. «El hacer embuscadas es un juego de palabras», cuenta Flor de María. «Es una combinación de ir en busca de, y de emboscadas. No es que seamos guerreristas, pero sí reivindicamos la lucha armada, y entendemos que era lo que les tocaba hacer en aquel momento. No permitimos que se estigmatice esa lucha».

Las Ofensivas de la Memoria es otra. «Es un intento de disputar la memoria. Queríamos una memoria des-victimizada. Queríamos una memoria desde la alegría. No nos considerábamos víctimas perdedores. Éramos hijos de revolucionarios, sobrinos de revolucionarios. No queríamos recordar y llorar. Queríamos seguir luchando, hacer la revolución», recuerda Flor de María. Otras frases que han titulado las acciones de H.I.J.O.S han sido por ejemplo; Parados sin botas en la estación de la memoria y luego No quiero armarte, quiero desmilitarizarte.

Porqué te indignas si pinto con mi grito tu pared, si los ricos el ejército han manchado con sangre nuestra historia, es otra que hacía referencia a las críticas que el colectivo ha recibido por sus constantes empapeladas y pintas en la Ciudad de Guatemala, exigiendo que las paredes urbanas mantengan viva la memoria de los y las desaparecidos, para que el pueblo no les olvide, y que no olvide su historia.

Siento que una de las cosas más ricas que hemos tenido durante estos 15 años es la construcción colectiva y el intentar escucharnos (…) Habíamos visto en lo que se convirtió la URNG, habíamos visto el proceso de los Acuerdos de Paz. De ahí la crítica a la verticalidad, y la importancia en fomentar una construcción colectiva con otras prácticas.

Siempre fueron horizontales, no sin discusión.  Era romper con las viejas prácticas, y empezar a escuchar la palabra del otro, de la otra. No fue sin desafíos.

No es fácil cuando no tienes un proyecto político concreto. No hay transmisión de memoria o de ejemplos. En un inicio teníamos una práctica que era el Objeto Sagrado, que era un ritual que Wendy había aprendido de los pueblos indígenas en Canadá. Cuando tenías el objeto sagrado en las manos, nadie te podía interrumpir, y compartías con lxs demás una historia, o algo que les querías decir. Lo hicimos por 10 años, cada sábado.

La organización seguía inventando sus formas de lucha. Era un tiempo en que el internet todavía no brindaba la inmensa cantidad de páginas, blogs, textos y foros, como hace hoy. El estudiar procesos ajenos a la realidad guatemalteca no era fácil, y quizás tampoco era la tarea más importante. Fue hasta en el 2010 que se realizó un encuentro con los otros H.I.J.O.S., de países latinoamericanos que estaban en guerra todavía, o que estaban inmersos en complicados procesos «post-guerra», como Guatemala. «Vimos que nuestras formas de lucha se parecían, sin que nos hubiéramos conocido antes», recuerda Flor de María. «Los argentinos hacían scratch, mientras nosotrxs las Embuscadas, pero eran lo mismo, o muy parecidos».

 «No éramos cuadros políticos de nadie, leíamos solos, o nos peleábamos con los ONGs para que nos apoyaran con algo de formación, en educación popular o lo que fuera, y después lo compartíamos en el colectivo (…) Por un tiempo teníamos el proyecto de Remij, que era la Recuperación de la Memoria Histórica de la Juventud, que era ir con CEH y Remhi debajo del brazo, recuperando la memoria. Pero no estábamos recuperando la memoria, estábamos repitiendo como loritos lo que decía la comisión. Pero no estábamos mal, así aprendimos. Fueron nuestros primeros pasos». Otras acciones han sido las de Sombras Nunca Más, en las que se trazaban las siluetas de los y las desaparecidos, mientras el Rally de la memoria, pretendía pasar por lugares importantes para la memoria histórica.

Memoria, un territorio en disputa

Una de las consignas recientes de H.I.J.O.S. ha sido «Memoria, territorio en disputa».

Somos como una comunidad, o un colectivo de personas. Somos jóvenes urbanos, por ende somos los despojados de todo, no hay un lugar para nosotros. Entonces lo que nos ha dado nuestro piso, acobijo o territorio es la memoria,

explica Flor de María.

Sin territorio una comunidad se muere, porque el territorio nos da el origen. Por eso tomamos la memoria, ese lugar donde se guardan los tiempos, ese lugar común, que es nuestra memoria. Ahí encontramos el origen, nuestra identidad, nuestro sentido. Pero está en disputa, y se está tratando de desaparecer. Porque de la memoria no se puede sacar plusvalía.

Acciones fuertes

Los 30 de junio han sido las fechas para las acciones más fuertes en el espacio publico, y han sido diversas. Desde las marchas por la memoria, hasta meterse en el Cuartel general del ejército de Matamoros, en el 2003. En el 2007, lxs H.I.J.O.S. se  metieron dentro del desfile militar en el Parque Central de la Ciudad de Guatemala, el cual estaba acordonado por la Policía Militar. Expandieron una enorme manta con las letras «Ejército Asesino», hasta que lograran salir de tal infierno verde. Aquel año su acción generó un amplio debate sobre el ejército en el país, y finalmente, el año siguiente, 2008, el desfile militar fue cancelado. En el 2012 la acción fue realizada en San Juan Sacatepéquez, donde se estaba imponiendo el nuevo destacamento militar para proteger la explotación minera de Cementos Progreso. En el 2013 la consigna era «Yo también soy Víctima del Genocidio», en solidaridad con el pueblo Ixil, que vieron sus anhelos de justicia truncados cuando la sentencia contra el ex general Ríos Montt fue anulada el 20 de mayo 2013.

«Intentábamos hacer acciones cada vez más fuertes para llamar la atención», cuenta Flor de María, que considera que a pesar de la falta de apoyo en el comienzo, hoy en día el colectivo tiene más respaldo en la población.  «Para muchos, que aún creían en la firma de la paz, lo que hacíamos entorpecía. Para ellos éramos muy radicales, o no escuchábamos, o éramos resentidos, violentos. Tal vez de alguna manera estábamos atacando la comodidad de la gente». Quizás la historia les dio la razón. Una rápida mirada a los giros en el sistema de justicia los últimos años, sugiere, para el ingenuo, debilidades en el sistema de justicia, mientras para quién vivió la guerra sugiere que aquellos poderes que causaron tanto daño todavía intentan aplastar al país con la bota oligárquica-militar. «Cada vez es más importante hacer una revalorización de los hechos históricos… re-entenderlos, debatirlos», dice Flor de María.

Fotografía: Susana Norman

Los actuales procesos de Justicia

H.I.J.O.S es una de las organizaciones que estuvieron activos durante el juicio por genocidio contra Efraín Ríos Montt el año pasado. Las empapeladas en el centro aumentaron, y la organización convocó a varias acciones de solidaridad y apoyo cuando el sistema de justicia -corrupto y politizado- permitió la anulación de la sentencia del genocida Ríos Montt. También están cerca del proceso del Diario Militar, que está comenzando en tribunales nacionales después del fallo de la Corte Interamericana de Derechos Humanos  en contra del Estado de Guatemala en 2012.

¿Cómo percibe H.I.J.O.S. estos procesos de justicia, cuando la sentencia histórica de una jueza, en este caso de Yassmin Barrios (quién posteriormente fue objeta de suspensión en el colegio de abogados), evidentemente no significa que el sistema de justicia haya madurado?

Justicia es mucho más que un castigo. Hemos debatido este caso en el interior de H.I.J.O.S. , y si la anulación de la sentencia fue un retroceso real o no. Creo que el retroceso fue más así para el propio sistema de justicia con sus normas y reglas. Claro que prefiero a Claudia Paz y Paz como fiscal que la que está ahora, pero no es por eso que yo lucho. Sigue siendo un sistema de justicia de ellos. Es el mismo sistema de justicia que sigue permitiendo que despojen a las comunidades. Que podemos esperar de ese sistema de justicia? (…) Sin embargo, queremos apostar a los procesos jurídicos a los que los sobrevivientes apuestan. Por eso acompañamos al pueblo Ixil, por eso acompañamos el proceso del Diario Militar. La justicia era para nosotrxs sobre todo que escuchen a los pueblos. Esos espacios son importantes en cuanto posibiliten a los pueblos un espacio para contar su historia, y que todos los escuchen. Porque son elementos importantes en la emancipación del sentido común, que en Guatemala está colonizado.

Guatemala.- A un año del Inicio de las Exhumaciones en la antigua zona Militar de Cobán: 538 osamentas son recuperadas.

Martes, Febrero 26th, 2013
http://cpr-urbana.blogspot.com/2013/02/a-un-ano-del-inicio-de-las-exhumaciones.html
“…lo mínimo que debería de hacer la ONU es imponer una moratoria al Estado de Guatemala y su ejercito por entrenar a las mal llamadas fuerzas de paz en un verdadero campo de exterminio…”
-FAMDEGUA-
exhumaciones detenidos desaparecidos guatemala genocidio
  • Mañana se cumple un año de iniciadas las exhumaciones en la antigua zona militar de Cobán en donde en la actualidad opera el llamado Comando de Entrenamiento para la Paz CREOMPAZ desde donde se brinda capacitación a docena de militares nacionales  y extranjeros para las Operaciones de “Mantenimiento de Paz” a nivel mundial como cascos azules de Naciones Unidas.
  • En ese sentido la Asociación de Familiares de personas Detenidas-Desaparecidas de Guatemala -FAMDEGUA- lamento que a la fecha la ONU siga sin pronunciarse no solo por la negativa de miembros del ejercito para impedir  el ingreso a las instalaciones militares a los familiares de las víctimas allí encontradas sino que también sigue guardando silencio de lo queallí sucedió, lo mínimo que debería de hacer la ONU es imponer una moratoria al Estado de Guatemala y su ejercito por entrena a las mal llamadas fuerzas de paz en un verdadero campo de exterminio puntualizo la presidenta de FAMDEGUA.
  • Cerca de 538 osamentas han sido recuperadas y las trincheras o fosas comunes siguen apareciendo de entre la montaña en lo que hasta hoy es el mayor cementerio clandestino encontrado en Guatemala y en donde precisamente el padre de Mendez Ruiz fungió en los  peores años de represión y esté hoy dirige la llamada fundación contra el Terrorismo que para los sobrevivientes solo recuerda y evoca la manifestación mas rancia y recalcitrante de un sector del ejercito incapaz de enfrentar los hechos, como esta exhumación,  que habla por si sola.
  • En la mayoría de las fosas las osamentas se han encontrado con los ojos vendados y  por lo regular se usa la misma prenda para tapar los ojos de los detenidos desaparecidos.
  • Familiares de todo el país llegan a las instalaciones militares y todos sin excepción se topan con la negativa de ingreso por parte de miembros del ejercito aduciendo que esta se trata de una instalación castrense por lo que FAMDEGUA solicito laapertura total y el fin de entrenamiento para las fuerzas de paz o cascos Azules en misiones de paz.

Jornada Histórica en Guatemala y America Latina, Ex Militar es Ligado a proceso judicial por GENOCIDIO

Lunes, Enero 30th, 2012
Fuente : http://cpr-urbana.blogspot.com/2012/01/jornada-historica-en-guatemala-y.html
.
Desde tempranas horas de la mañana cientos de personas se presentaron a la torre de tribunales para estar presente en la audiencia en contra del General Efrain Rios Montt. El ex dictador escucho todas las acusaciones de la fiscalía del Ministerio Publico y opto por su derecho a no hablar al momento de que la Jueza Carol Patricia Flores le pregunto.

 

“…Al ex dictador se le acusa de al menos 266 acciones donde habrían muerto al menos 1.771 personas, se habrían cometido 1.400 violaciones y se habría desplazado a por lo menos 29.000 personas…”
cientos de personas no pudieron entrar a la audiencia por lo que la audiencia fue transmitida para las afueras de la torre de tribunales y al mundo, un promedio de dos mil personas llegaron a ver en todo el mundo la audiencia que se prolongo por todo el día.
 

 

 

 
 tambien se contó con la participación de grupos de jóvenes Hip Hoperos que pintaron y bailaron para demostrar su apoyo a la Justicia por Genocidio

 

 

 

 

llegada la noche y con casi 12 horas de espera mucha gente se marcho, pero también se empezaron a sumar otra a la espera de la sentencia  que en una pantalla improvisada en la plaza de los derechos del hombre se proyecto. Esta fecha es histórica pues en la historia del país nunca nadie había hecho algo para no dejar en la impunidad los diversos genocidios en contra de los pueblos, Hoy es histórica por que la gente podrá decir que se inicio el caso por genocidio del pueblo maya que durante por poco mas de 40 años de  la mitad del siglo pasado se resistió a la opresión y dictaduras militares.  
“En 1982, Ríos Montt dio continuación a la política de ‘tierra arrasada’ para consolidar control sobre la población donde el grupo ixil maya fue denominado como enemigo interno”, expreso el Ministerio Publico.
Esta foto es una de los niños de la comunidad de las Dos Erres, arrasada en el norte del Peten durante el gobierno del militar hoy vinculado al caso, La tierra arrasada fue una política contra insurgente que trata de revertir el creciente apoyo al movimiento insurgente y social en Guatemala. Al momento de que la jueza Flores dijera que en Guatemala se había cometido sistemáticamente Genocidio los presentes en las afueras del edificio, cantaron, gritaron consignas y unos lloraron, pues es algo histórico que en un sistema patriarcal y opresor una mujer decida enfrentar estos lastres del sistema.

Exposición sobre la masacre de Panzós en el MUSAC

Sábado, Abril 16th, 2011

A 33 años de la masacre de panzós

Guatemala: Memoria de Silencio

Anexo I: Volumen 1

http://shr.aaas.org/guatemala/ceh/mds/spanish/anexo1/vol1/no9.html

CASO ILUSTRATIVO No. 9

LA MASACRE DE PANZOS

     “A las buenas fuimos y dolor encontramos”.1 

     “Si estaba peleando por tierra, estaba dispuesta a dar la tierra, pero no la vida”.2 

I.

Antecedentes

     El municipio de Panzós, ubicado en el valle del río Polochic, pertenece al departamento de Alta Verapaz. En 1973 habitaban el municipio 25,261 personas, de las cuales un 93% eran maya q’eqchi’.3 

     El valle del Polochic ha estado habitado desde tiempos remotos por población q’eqchi’ y poqomchi’. Desde la época del presidente Justo Rufino Barrios, en la segunda mitad del siglo XIX, comenzó la adjudicación de tierras de la zona a agricultores alemanes.4  El decreto 170 o de Redención de Censos facilitó la expropiación de las tierras a los indígenas en favor de los alemanes, al propiciar la venta en pública subasta de las tierras comunales.5  Desde esta época, la principal actividad económica ha sido la agro-exportadora, especialmente de café, banano y cardamomo.6  La propiedad comunal, dedicada a cultivos de subsistencia, se convirtió en propiedad privada dirigida al cultivo y comercialización a gran escala de productos agrarios. Por tanto, las características fundamentales del sistema productivo, han sido desde esta época la acumulación de la propiedad en pocas manos7  y una especie de servidumbre de finca, basada en la explotación de los “mozos colonos”.8 

     A partir de la Reforma Agraria (1952) los pobladores de Panzós iniciaron su lucha por la propiedad de la tierra. Con el Gobierno de Arbenz se formaron los comités agrarios locales y se adjudicaron 2,300 hectáreas a las comunidades indígenas.

     Con la contrareforma (1954) la mayoría de las tierras fueron devueltas a los antiguos finqueros. En esta época se eligió a Flavio Monzón, del Movimiento de Liberación Nacional (MLN), como alcalde municipal. Este controló el poder municipal hasta la década de los setenta y utilizó dicha influencia para convertirse en uno de los más grandes terratenientes de la zona.9 

Al inicio de la década de los sesenta, Panzós era un área de influencia de los primeros grupos guerrilleros.

     En 1964 varias comunidades asentadas durante décadas en la orilla del río Polochic se organizaron en torno al reclamo de títulos de propiedad al Instituto Nacional de Transformación Agraria (INTA), creado en octubre de 1962. Sin embargo, las tierras fueron adjudicadas a Flavio Monzón. Un campesino maya de Panzós afirma que Flavio Monzón “sacó las firmas de los ancianos para ir a pedir las tierras al INTA. El volvió y reunió a la gente y dijo que, por equivocación del INTA y de sus abogados, la tierra salió a su nombre”.10  Según un testigo que pertenece al sector terrateniente, Flavio Monzón compró estas tierras a otros propietarios legítimos.11 

     Los campesinos de Panzós siguieron reclamando al INTA a lo largo de los años setenta la regularización de la propiedad de las tierras, recibiendo asesoría legal de la Federación Autónoma Sindical de Guatemala (FASGUA), organización que apoyaba las reivindicaciones campesinas mediante procedimientos legales. Sin embargo, ningún campesino recibió el título de propiedad. Unos, obtuvieron promesas otros, títulos de propiedad provisionales, y también los hubo que sólo recibieron permisos para sembrar.

En 1978 se instaló un destacamento militar a pocos kilómetros de la cabecera municipal de Panzós, en un lugar conocido como Quinich.

     En esta época progresó la capacidad de organización de los campesinos, a través de los comités que reivindicaban la titulación de las tierras, fenómeno que preocupó al sector finquero. Algunos entre estos propietarios afirmaron: “Varios campesinos residentes en las aldeas y caseríos quieren incendiar la población urbana con fines de invadir propiedades privadas”,12  y solicitaron protección al gobernador de Alta Verapaz.13  En mayo de 1978 varios finqueros se reunieron con el gobernador de Alta Verapaz y, considerando que “las concentraciones de campesinos que han venido sucediéndose provocan alarma entre la población pacífica (…) [los finqueros solicitan] protección para los habitantes; pues hay un destacamento militar a siete kilómetros de la cabecera municipal que podría trasladarse a la cabecera municipal en vista que no hay Policía Nacional para prevenir cualquier desorden”.14  El gobernador departamental, en contestación a esta solicitud, respondió: “Se tomarán las medidas para contrarrestar cualquier desorden que llegara a cometerse de parte del grupo de campesinos provocadores”.15 

     En mayo de 1978, cuatro o cinco días antes de la masacre, un contingente militar de unos 30 soldados se traslada de Quinich al salón municipal de Panzós. Cuando la Prensa le preguntó al alcalde de la época acerca de la razón de la presencia del Ejército en la cabecera municipal, el funcionario respondió: “Se debe a que mucha gente pidió personalmente que el Ejército viniera a ver la tranquilidad del lugar, porque se daban cuenta de que aquí se me amotinaban trescientos, cuatrocientos campesinos (…)”.16  Varios comuneros de Panzós que viajaron a la capital, manifestaron a la Prensa que los finqueros “ya les habían amenazado con echarles el destacamento de Zacapa si continuaban alegando sus derechos en las tierras de las Verapaces”.17 

     El Ejército consideraba que la organización campesina era parte activa de la guerrilla. El coronel Valerio Cienfuegos, que comandaba la tropa destacada en Panzós, dijo a la Prensa después de la masacre: “Se sabe que los campesinos se reúnen periódicamente en un campo de entrenamiento”.18 

     El 27 de mayo de 1978, cuando campesinos del barrio San Vicente, Panzós, fueron a sembrar la milpa a orillas del río Polochic, aparecieron soldados en compañía de los hijos de un finquero de la zona y los intimidaron para que dejaran de reclamar tierras.19 

     El 27 de mayo, dos campesinos del barrio La Soledad, Panzós, fueron detenidos y otros maltratados por militares.20  Ese mismo día, al parecer como resultado de disturbios en el interior de la comunidad, una persona resultó muerta.21 

     Campesinos del barrio La Soledad y de la aldea Cahaboncito entregaron un documento preparado por FASGUA al alcalde, con el fin de que éste lo leyera en público.22  En el documento, FASGUA solicitaba al alcalde, Walter Overdick García, interceder “en favor de los campesinos y tratar de solucionar los problemas por ellos planteados”.23 

II.

Los hechos

El día 29 de mayo de 1978, para insistir en el reclamo de la tierra y manifestar el descontento ocasionado por los actos arbitrarios de finqueros, autoridades locales y militares, campesinos de las aldeas Cahaboncito, Semococh, Rubetzul, Canguachá, Sepacay, finca Moyagua y del barrio La Soledad, decidieron realizar una manifestación pública.

     Este día, cientos de hombres, mujeres, niños y niñas indígenas se dirigieron a la plaza de la cabecera municipal de Panzós, cargando sus instrumentos de trabajo, machetes y palos. Una de las personas que participó en la manifestación afirma: “La idea no era pelear con nadie, lo que se pedía era la aclaración de la situación de la tierra. La gente venía de varios lugares y no tenían armas de fuego”.24 

     Hacia las ocho de la mañana la población maya q’eqchi’ fue llegando a la plaza hasta que se llenó.25  El alcalde y los funcionarios municipales se encontraban dentro de la sede comunal, reunidos a puerta cerrada. Varios miembros del Ejército armados, algunos con ametralladoras, se encontraban en la puerta y también había soldados en el techo del edificio municipal, en el techo de la iglesia y sobre el salón municipal. 26 

     Alrededor de las nueve de la mañana los campesinos solicitaron hablar con el alcalde sobre sus problemas de tierras. El alcalde accedió a hablar, pero sólo con cuatro representantes del grupo. Sin embargo, debido al tumulto la reunión no se pudo realizar.27  Según una persona que estuvo en la plaza, un militar afirmó: “Si tierras quieren, la van a tener pero en el camposanto”28  y acusó a los campesinos de estar orientados por la guerrilla.

     Hay distintas versiones sobre cómo se inició el tiroteo. Unos afirman que comenzó cuando “Mamá Maquín”29  empujó a un soldado que le impedía el paso; otros sostienen que se produjo debido a que la gente empujaba tratando de entrar en la municipalidad, lo que fue interpretado por los soldados como una agresión.30  Un testigo afirma que uno de los manifestantes le quitó el arma a un soldado pero que no la usó, por no saber hacerlo. Varias declarantes sostienen que un militar dijo: “Uno, dos, tres, fuego”.31  En efecto, el teniente que dirigía a la tropa dio las órdenes para disparar contra la gente reunida.32  Los disparos, que sonaron durante unos cinco minutos, fueron hechos por las armas de reglamento que portaban los militares, así como las tres metralletas ubicadas a las orillas de la plaza. Los campesinos, por su lado, hirieron con machetes a varios soldados. Ningún soldado fue herido por arma de fuego. La plaza quedó cubierta de sangre.

     De inmediato, el Ejército cerró las principales calles de acceso, a pesar de lo cual un declarante cuenta: “Los indígenas salieron despavoridos”.33  Un helicóptero del Ejército sobrevoló el pueblo antes de recoger a los soldados heridos.

     Un estudiante de Medicina, que realizaba su práctica profesional (EPS) y una trabajadora del centro de salud acudieron para recoger a los heridos. El centro de salud fue rodeado por los soldados. Con mucho esfuerzo y superando diversos obstáculos consiguieron atender a los heridos. “Ese día se estaba trabajando duro, hasta las cinco de la mañana (…) por mala suerte hubo derrumbe y no pasaba la ambulancia desde Cobán, tres Pick-ups llevaron a los heridos al Estor; la ambulancia no alcanzaba”.34  Un vecino del pueblo ayudó con las medicinas de su farmacia y también colaboró en la atención a los heridos.

     Después de la masacre, los militares prohibieron entrar a la plaza. En la tarde, autoridades municipales ordenaron levantar los cadáveres. Miembros del Ejército los metieron en la palangana de un camión azul de la municipalidad. Los llevaron a un lugar cercano al cementerio público y, con un tractor, cavaron un hoyo, donde colocaron los cuerpos. De este modo enterraron a 34 personas.35  Al día siguiente algunos campesinos fueron obligados por el jefe de la Policía Municipal, a inhumar el cuerpo de una persona que murió en el centro de salud.

     Muchas de las personas que huyeron del lugar de los hechos se refugiaron en el barrio La Soledad. Hasta allí los persiguieron los soldados, maltratando a los que encontraba en su avance. Otras personas, mal heridas, murieron en la huida y sus cadáveres fueron encontrados más tarde en potreros o ahogados en el río Polochic. El alcalde de El Estor en aquella época afirmó, según la versión de un declarante, que aquel día recogieron 25 cadáveres que llegaron arrastrados por el río Polochic.

     Sobre la base de informaciones recabadas por la CEH, se pudo establecer que murieron, tanto en la plaza como en las tentativas de fuga, un total de 53 personas.36  Otra fuente, señaló que, unas 47 resultaron heridas.37 

Entre las personas que murieron estaba Adelina Caal, conocida como “Mamá Maquín”.

III.

Después de los hechos

     Panzós quedó ocupada por el Ejército después de la masacre, registrándose un aumento considerable del número de soldados destacados en el pueblo. Por espacio de varias semanas los pobladores no regresaron a sus casas y se escondieron del Ejército. Panzós se veía desierto y los que no habían huido se encerraban en sus hogares.38  Una habitante del municipio sostiene: “Nos empezaron a asustar los soldados; nosotros dormíamos en el monte”.39  La Prensa anunció que de sus siete mil habitantes, mil quedaron en el pueblo.40 

     La masacre causó un gran impacto nacional e internacional. El 1 de junio de 1978 se realizó una numerosa manifestación de protesta en la capital, encabezada por la Asociación de Estudiantes Universitarios (AEU): fue conocida como la “marcha de los paraguas”. 41  Se demandó el acceso a Panzós de una comisión estudiantil, de la Cruz Roja y de la Prensa. La Prensa nacional cubrió durante varios días, en primera plana, los acontecimientos. La Prensa internacional informó de la masacre al mismo tiempo. El relato de la masacre figura en múltiples historias populares y académicas.

     A partir de la masacre el Ejército inició en el Valle Polochic una represión selectiva contra los líderes comunitarios que reivindicaban tierras y así también contra sacerdotes mayas. De las personas desaparecidas y ejecutadas extrajudicialmente por los soldados, comisionados militares y patrulleros de la autodefensa civil, entre 1978 y 1982, la CEH registró 310 víctimas.42  A consecuencia de estos hechos, se veían a diario cadáveres de indígenas flotando en el río Polochic. Según la declaración de una persona que trabajó en proyectos de desarrollo en el Valle Polochic entre 1978 y 1982: “Cada día, cuando iba a trabajar, me imaginaba que eran los mismos cadáveres que pasaban en el río, aunque sabía que no era posible, era demasiado fuerte darme cuenta que cada remolino traía nuevos muertos”.43 

     La represión generalizada atemorizó e inmovilizó a la población de Panzós. Las peticiones de tierras disminuyeron. Desde 1978 hasta 1996 no volvería a realizarse una manifestación pública.

Cabe destacar que algunos de los destacamentos militares se ubicaron en terrenos de propiedad de finqueros, como el de la finca Tinajas y el de la finca Saquijá.

     El 29 de mayo de 1997, 19 años después de la masacre, el Comité de Viudas de la zona presentó la denuncia ante el Juzgado de Paz de Panzós. El proceso se encuentra en la etapa de instrucción.

     La exhumación de las víctimas de Panzós se realizó en septiembre de 1997 y el informe pericial fue entregado en junio de 1998, por la Fundación de Antropología Forense de Guatemala (FAFG). Además, se han recibido siete declaraciones de testigos presenciales. Hasta la fecha de elaboración de este Informe no hay sindicados en el proceso.

     En el Informe forense consta el hallazgo, en dos fosas, de 35 osamentas. De éstas, sólo se logró la identificación tentativa de dos, debido a su mal estado de conservación o a la escasa información ante mortem disponible. La gran mayoría de los restos analizados correspondieron a personas de sexo masculino (26 masculinos y 3 posibles masculinos). Por su parte, la edad de la mayoría se situaba entre los 19 y los 29 años. De las osamentas encontradas, sólo dos presentaban heridas de proyectil de arma de fuego evidentes, pero sobre la base de la interpretación de las placas de rayos X se pudo determinar que 18 osamentas, esto es el 51 % de las encontradas, presentaban fragmentos de proyectil de arma de fuego.44 

     El 19 de diciembre de 1997 la CEH solicitó al ministro de la Defensa Nacional comentarios, entre otros casos, sobre esta masacre. Respondió, el 5 de enero de 1998, inhibiéndose de realizar comentarios sobre los acontecimientos.45 

IV.

El reconocimiento estatal de la problemática de la tierra

     En el mes de junio de 1978 el Gobierno reconoció que “la falta de un sistema eficiente de control inmobiliario ha dado lugar a los múltiples problemas de tenencia de la tierra, problemas registrales y toda una serie de contradicciones en relación a este básico factor (…)”.46  Esto se desprende, además, del interés del Gobierno por delimitar “las propiedades para establecer cuáles son comunales y cuáles del Estado (…) finqueros han obtenido tierras comunales como en el caso de la aldea Teleman”.47  El mismo presidente Laugerud indicó que se debía investigar, para poner “en claro quienes son los verdaderos dueños, si son los campesinos y si en realidad, como aseguran, ellos han sido despojados de las mismas, a través de los famosos títulos supletorios”.48 

     Al finalizar el enfrentamiento armado, todavía podía apreciarse que los terratenientes del Valle Polochic basaban su hegemonía en el control de la tierra, al igual que antes del enfrentamiento actuando como un grupo de poder, y es un grupo de poder “inflexible y poco tolerante, [que] mantiene una tradicional actitud antireformista y de agresiva defensa al mantenimiento del status quo en el agro”.49 

V.

Tesis sobre la responsabilidad presentada a la opinión pública

     A la opinión pública de la época le fueron presentadas cuatro tesis en relación a la responsabilidad de la masacre: [1] legítima defensa del Ejército y responsabilidad de la guerrilla (versión oficial, tanto del Gobierno como del Ejército). El presidente Laugerud señaló que se trataba de un “plan de subversión patrocinado por Fidel Castro (…) los verdaderos responsables de lo sucedido en Panzós tendrán que pagarla (…) su Gobierno perseguirá a los que llevaron a cabo el adoctrinamiento de los campesinos, azuzándolos para que invadan tierras ajenas (…) los campesinos en lugar de dirigirse a la alcaldía, le dieron la vuelta al destacamento, atacando a un centinela (…) el resto de los soldados al ver lo que había ocurrido al centinela, tuvieron que hacer fuego para salvar sus vidas, pues aunque el machete es un instrumento de trabajo, también puede ser empleado como arma”;50  [2] responsabilidad del Ejército (versión sindical y popular); [3] responsabilidad de los finqueros (versión del campesinado); [4] responsabilidad mediata del INTA (versión del alcalde de la época, campesinos y organizaciones sindicales). El entonces alcalde de Panzós, Walter Overdick, señaló a los medios de comunicación que el INTA era “irresponsable”, que le consta que hay indígenas que llevaban 15 años tramitando la obtención de tierra y el organismo nada les resolvía.51 

VI.

Conclusiones

La CEH, después de analizar la información recibida, llegó a la plena convicción de que miembros del Ejército de Guatemala ejecutaron arbitrariamente a 53 personas y trataron de hacerlo con otras 47, que resultaron lesionadas, constituyendo esta masacre una gravísima violación del derecho a la vida.

El antecedente que las víctimas fueran población civil maya q’eqchi’ que no pertenecía a ningún movimiento guerrillero, organizada con el objetivo de reivindicar derechos relacionados con la propiedad de la tierra, agrava la responsabilidad política del Estado de Guatemala.

La CEH luego de considerar todas las circunstancias que rodearon los hechos, especialmente que los campesinos no atacaron con armas de fuego a los militares ni cometieron acto alguno que pudiera justificar el uso desproporcionado de la fuerza por parte del Ejército, está convencida de que no asiste a los autores de esta masacre la eximente de legítima defensa.

     La CEH considera que este caso es ilustrativo de la influencia que ejerció el sector de propietarios agrícolas en la utilización del aparato del Estado, para que resolviera en su beneficio conflictos sobre tenencia de la tierra, aplicando la violencia armada contra campesinos pobres e involucrando al Ejército en la problemática agrícola. Esta consideración se basa en indicios varios y concordantes sobre la actuación de propietarios agrícolas de la zona, quienes no sólo pidieron la presencia del Ejército sino, además, favorecieron la creación de un ambiente hostil hacia la población campesina.

Los hechos revelan, además, hasta qué punto la persistencia de conflictos generados por la tenencia y la propiedad de la tierra y la incapacidad o la carencia de voluntad estatal para resolverlos, generan un ambiente de inestabilidad social que, en este caso, se resolvió recurriendo a un auténtico mecanismo de terror sobre la población, cuyos efectos persistieron durante casi dos décadas.

Por último, la CEH lamenta la falta de respuesta del Ministerio de la Defensa Nacional a su solicitud sobre el presente caso, lo cual contradice lo estipulado en el artículo 10 de la Ley de Reconciliación Nacional y en nada contribuye a la concordia nacional.

LISTADO DE LAS VICTIMAS

Ejecución arbitraria

Abelardo Ac Caal

Adelina Caal Caal

Alfredo Choca

Andrés Chub

Andrés Rax

Antonio Sub

Apolonio Tux

Bartolome Chub Chun

Bartolome Chun Chub

Bartolomeo Sacul Chun

Domingo Cac

Domingo Coc Pérez

Domingo Cuc

Felix Caal Seb

Felix Caal Xo

Francisco Choc

Francisco Coc

Francisco Seb,Ché

Francisco Tzalam

Hilario Choc Pop

José Chen Ac

José Coc Pop

José Maquin

José Xol Coc

José Yat Chun

Juan Ché

Juan Cuz

Juan Meza

Lorenzo Choc Cuz

Manuel Cabral Tzi

Marcelino Cuz Choc

María Luisa Cabnal

Marcos Choc

Mena Chun

Miguel Cahuec

Miguel Quib

Norberto Chub Choc

Pablo Caal Chun

Pablo Cuz Mo

Pablo Rax

Paulino Cuz Mo

Pedro Caal

Pedro Maqui

Ricardo Bac Chub

Roberto Ical Choc

Sabina Tuc Xo

Sabino Cuz Coc

Santiago Choc

Santiago Ché

Santiago Seb Caal

Santiago Seb Ché

Tomás Chen Quib

Tomás Coc

Herido en Atentado

Marcos Choc

Pedro Caal Chub

Ricardo Caal Caal

Víctimas Colectivas/Desconocidas: 44


1  Testigo directo (viuda/sobreviviente) CEH. Regrese al Texto

2  Testigo directo (sobreviviente) CEH. Regrese al Texto

3  VII Censo General de Población (1973). Regrese al Texto

4  Julio Castellanos Cambranes, Tendencias del desarrollo agrario, en 500 años de lucha por la tierra, volumen 1, FLACSO Guatemala (1992), pg. 305. Cambranes afirma que “en la Alta Verapaz a fines del siglo XIX los finqueros alemanes llegaron a concentrar en sus manos las tres cuartas partes de la extensión total de los 8.686 kilómetros cuadrados que tenía el territorio departamental. En este departamento llegó a tal grado la apropiación de tierras y hombres por los empresarios agrarios alemanes, que un jefe político constató que los campesinos desaparecían de sus pueblos de la noche a la mañana, huyendo de los finqueros”, pg. 327, “De este modo comenzó el problema agrario en el Valle del Polochic”. Regrese al Texto

5  Ibidem, pg. 316. Regrese al Texto

6  Centro de Investigaciones de Historia Social, Panzós: testimonio, CEIHS (1979). Regrese al Texto

7  Mendizabal, Ana Beatriz, Estado y políticas de desarrollo agrario: la masacre campesina de Panzós. Regrese al Texto

8  Cambranes, Julio Castellanos, Tendencias del desarrollo agrario, en 500 años de lucha por la tierra, volumen 1, FLACSO (Guatemala, 1992), pg. 327. Regrese al Texto

9  Carlos Leonidas Díaz Molina, Que fluya la verdad, en Crónica, 10 de julio de 1998, pg. 4. Flavio Monzón llegó a Panzós en 1922, fue alcalde seis veces, tres veces electo y tres veces nombrado. El primer terreno que adquirió, por adjudicación de la municipalidad, fue en 1940. Regrese al Texto

10  Testigo directo (líder campesino) CEH. Regrese al Texto

11  Carlos Leonidas Díaz Molina, Que fluya la verdad, en Crónica, 10 de julio de 1998, pg. 4. Al inicio de los sesenta Monzón compró la finca San Vicente, después Canarias, San Luis, Las Tinajas y, finalmente, Sechoc. Regrese al Texto

12  Gobernación Departamental de Alta Verapaz, Acta de audiencia de fecha 5 de mayo de 1978, suscrita en Cobán por el Coronel Benigno Alvarez S., gobernador departamental, y por Flavio Monzón, Héctor Monzón, Raúl Aníbal Ayala, Joaquín González, Mario Cazs y José María Borges. Regrese al Texto

13  En el acta municipal 34-64 se ve el primer antecedente de presencia militar, al asentarse la necesidad de “incorporar el orden en el lugar y la seguridad de sus vecinos.” Esto sucedió el 9 de enero de 1965. Regrese al Texto

14  Gobernación Departamental de Alta Verapaz, Acta de audiencia de fecha 5 de mayo de 1978, Cobán, Ob.cit. Regrese al Texto

15  Ibidem. Regrese al Texto

16  Diario de Centro América, 2 de junio de 1978, pg. 5. Regrese al Texto

17  La Tarde, 31 de mayo de 1978, pg. 4. Regrese al Texto

18  La Tarde, 3 de junio de 1978, pg. 4. Regrese al Texto

19  Testigo de referencia CEH. Regrese al Texto

20  Testigo directo CEH. El Ejército detuvo a las dos personas porque los consideró, “sospechosos, que estaban mirando por el parque al destacamento”. Regrese al Texto

21  Testigo de referencia CEH. Regrese al Texto

22  Impacto, 19 de julio de 1978, pg. 7. Regrese al Texto

23  Memorándum de la Comisión de Solidaridad con Panzós, 12 de julio de 1978. Regrese al Texto

24  Testigo directo (líder campesino) CEH. Regrese al Texto

25  Sobre el número de personas que se congregaron en la plaza, los datos son controvertidos. Un declarante afirmó que había 1,500 personas; otro, 3 mil personas; la Comisión Interamericana en la compilación de informes sobre Guatemala (1 de junio de 1995), al igual que Matt Davison, calcula que fueron 700. No existe forma de saber el número exacto. Todos coinciden, sin embargo, en que la plaza se llenó. Regrese al Texto

26  Testigos directos CEH. Regrese al Texto

27  Diario de Centro América, 2 de junio de 1978, entrevista a Walter Overdick, alcalde de Panzós. Regrese al Texto

28  Testigo directo (líder campesino) CEH. Regrese al Texto

29  Adelina Caal, conocida como Mamá Maquin, fue una mujer con un liderazgo reconocido en la zona. Dicen que tenía poder de convocatoria entre la gente, que promovía la reinvidicación de la tierra y que impulsaba las actividades culturales de la población q’eqchi’. Regrese al Texto

30  Diario de Centro América, 2 de junio de 1978, pg. 5. El alcalde de la época, Walter Overdick, sostiene que “la gente del medio del grupo empujó a los que estaban adelante”. Regrese al Texto

31  Testimonio colectivo (viudas) CEH. Regrese al Texto

32  Embajada de EE UU en Guatemala, telegrama a Departamento de Estado, 8 de noviembre de 1979, Pq. 1-49. Declaración de un influyente miembro del Gobierno, donde además se informa, que el teniente fue dado de baja y que continuó sus estudios fuera del país. Regrese al Texto

33  Testigo directo CEH. Regrese al Texto

34  Testigo directo CEH. Regrese al Texto

35  Fundación de Antropología Forense de Guatemala, informe de exhumación, junio de 1998. Regrese al Texto

36  El Imparcial , 30 de mayo de 1978. Afirma que los muertos fueron 43. El Diario Latino, 30 de mayo de 1978. Afirma que los muertos fueron 37. La denuncia presentada ante el Ministerio Público de Cobán afirma que fueron 160 las víctimas. Regrese al Texto

37  Un declarante afirma que fueron 63 los heridos. Sin embargo, la cifra referida (47) deriva de la declaración de una persona que trabajaba en el centro de Salud en la época, por lo que se considera probablemente más acertada. El Imparcial, 30 de mayo de 1978. Afirma que 40 personas fueron trasladadas al hospital. Regrese al Texto

38  Diario de Centro América, 2 de junio de 1978. Entrevista a Walter Overdick, alcalde de Panzós. Regrese al Texto

39  Testigo directo CEH. Regrese al Texto

40  El Imparcial, 2 de junio de 1978. Regrese al Texto

41  CI 45. Ejecución de Oliverio Castañeda de León, Secretario de la AEU, quien lideró acciones frente al Gobierno. Su muerte, 20 de octubre de 1978, tiene vínculos con la protesta por esta masacre. Regrese al Texto

42  C 12018. 1982. Panzós, Alta Verapaz. C 12199. 1982. Cahabón, Alta Verapaz. C 9259. 1982. Cahabón, Alta Verapaz. C 10113. Mayo, 1982. Cahabón, Alta Verapaz. C 11624. Junio, 1981. Panzós, Alta Verapaz. C 11639. Agosto, 1982. Panzós, Alta Verapaz. C 9206. Agosto, 1982. Panzós, Alta Verapaz. Regrese al Texto

43  Testigo directo Fundación de Antropología Forense de Guatemala, citado en Informe para la CEH, pg. 21. Regrese al Texto

44  Fundación de Antropología Forense de Guatemala, Informe para la CEH, pg. 27-29. Regrese al Texto

45  Oficio No. 002-MDN-acom/98. Regrese al Texto

46  Diario de Centro América, 22 de junio de 1978, pg. 11. Regrese al Texto

47  La Hora, 14 de agosto de 1978. Regrese al Texto

48  La Hora, 1 de junio de 1978. Regrese al Texto

49  CODEDUR/SEGEPLAN/GTZ, “Plan marco para el desarrollo del Departamento de Alta Verapaz, diciembre 1996, pg. 59. Regrese al Texto

50  Impacto, 1 de junio de 1978. Excelsior de México, 2 de junio de 1978. La Nación, 1 de junio de 1978. Regrese al Texto

51  La Tarde, junio de 1978. 1 10 12

Louise Michel y la bandera negra

Miércoles, Marzo 9th, 2011

Hoy hace 128 años la bandera negra hizo su primera aparición “oficial” en la manifestación de los parados en los Invalides, el 9 de marzo de 1883, durante un meeting organizado por el sindicato de carpinteros. Louise Michel, en dicho meeting enarbola por primera vez una bandera improvisada con una falda negra atada al palo de una escoba.

Fue sentenciada entonces a 6 años de cárcel. Fue a una prisión donde había muchas mujeres prostitutas e hizo suya la causa de ellas públicamente diciendo y escribiendo:Ni una chica más para la prostitución, ni un chico más para el ejército…“, es lo que pensaba sobre una sociedad prostituyente y militarista.

Esta fue la defensa de la bandera negra que ella hizo durante su proceso:

“Hay algo más importante en este proceso que arrancar algunos trozos de pan. Se trata de la idea que perseguimos, de las teorias anarquistas que ellos quieren por todos los medios condenar.

Ellos insisten en el famoso librito “¡Contra el ejército! ” al que el ministerio público ha hecho una publicidad que no nos esperabamos.

Por otra parte, en 1871, se nos ha tratado duramente. He visto a los generales que fusilaban; he visto M. de Gallifet matar sin juicio a dos comerciantes de Montmartre que nunca habían sido partidarios de la Comuna; he visto masacrar a los prisioneros porque osaban quejarse: Han matado a mujeres y a niños; han acorralado a los federales como a bestias salvajes; he visto las esquinas de las calles llenas de cadáveres. No se asombren si vuestras persecuciones nos conmueven poco.

¡Ah!, ciertamente, señor abogado general, a usted le resulta extraño que una mujer ose defender la bandera negra. ¿Por qué hemos resguardado la manifestación bajo la bandera negra? Porque esta bandera es la de las huelgas e indica que el obrero no tiene pan.

Si nuestra manifestación no hubiera sido pacifica, hubieramos cogido la bandera roja que está ahora clavada en Père Lachaise, encima de la tumba de nuestros muertos. Cuando la enarbolemos, sabremos defendernos. Nosotros no hemos llamado a la Internacional muerta porque no hemos podido reunir sus pedazos y porque la Internacional es un poder oculto y ya es hora de que el pueblo se muestre a la luz del día.

Ahora mismo, hablabamos de los soldados que tiraban contra los jefes, pues bien, en Sedan, si los soldados hubieran tirado a sus jefes, ¿cree usted que hubiera sido un crimen? Al menos, el honor hubiera estado a salvo. Mientras que se ha mantenido la vieja disciplina militar, hemos dejado pasar a Bonaparte que iba a liberar a Francia del extranjero.

Pero yo no persigo ni a Bonaparte ni a los “orleanistas”; no persigo más que a sus ideas. Prefiero más ver a Gautier, Kropotkine y Bernard en la cárcel que al ministerio. Allí, sirven a la idea socialista, mientras que en las situaciones excepcionales, nos inunda el vertigo y olvidamos todo.

En cuanto a mi, lo que me consuela, es que yo veo por encima de vosotros, por encima de los tribunales, levantarse la aurora de la libertad y la igualdad humana. Hoy estamos en la República y estamos en la más absoluta miseria. Pero no es esta la República que nosostros queremos, sino la República en donde todo el mundo trabaje y pueda consumir lo que le sea necesario según sus necesidades.

Se nos habla de libertad: hay la libertad de la tribuna que al final nos condena a 5 años de trabajos forzados. Y en lo que respecta a la libertad de reunón, sucede lo mismo. En Inglaterra, el meeting habrá tenido lugar; en Francia ni siquiera hemos hecho los requerimientos a la ley para que la gente se retirara sin resistencia. El pueblo muere de hambre, pues bien, yo he cogido la bandera negra y me he ido a decir que el pueblo no tenía trabajo y no comida. Este es mi crimen, juzgenlo como quieran.

Ustedes dicen que queremos hacer una revolución. Pero estas son las cosas que provocan las revoluciones: es el desastre de Sedan lo que ha hecho caer el imperio, y algún crimen de nuestro gobierno, traerá también una revolución. Esto es cierto. Y quizás, ustedes mismos, en su momento, estarán del lado de los indignados si vuestro interés es el de estar allí. Pensad en ello.

Si hay tantos anarquistas, es que hay mucha gente está asqueada de la triste comedia, que desde hace tanto tiempo, nos muestran los gobiernos. Yo soy ambiciosa para la humanidad, quisiera que todo el mundo fuera artista y poeta para que la vanidad humana desapareciera. No tengo demasiada ilusión en ello. Tengánlo en cuenta para cuando el señor abogado hable de mi vanidad. Pues bien, tengo mucho orgullo incluso para ser un jefe: en algún momento es necesario que un jefe se rebaje ante de sus soldados, para después convertirse en un despota.

No quiero discutir la acusación de robo que se me reprocha, eso es demasiado ridiculo. Pero si ustedes me quieren castigar, cometo todos los diías delitos en la prensa, cuando hablo etc. Pues bien, castiguenme por estos delitos.

Resumiendo, el pueblo no tiene ni pan ni trabajo, y no tenemos en perspectiva más que la guerra. Y nosotros queremos la paz de la humanidad y la unión de los pueblos. Estos son los crimenes que hemos cometido.

Cada uno busca su camino, nosotros buscamos el nuestro y pensamos que el día en que reine la libertad y la igualdad, el género humano sera feliz.”

Homenaje a Rogelia Cruz sabado 11 de diciembre

Viernes, Diciembre 10th, 2010

Exposición MR-13 en la USAC

Lunes, Noviembre 15th, 2010

Reivindicación del 50 aniversario del surgimiento del Movimiento Revolucionario 13 de Noviembre

 -MR13

 

Exposición de documentos históricos de las organizaciones revolucionarias, música, proyección de imágenes, poesía… 

 

Hora: 16:00 pm a 20:00 pm

Dia: Lunes 15 de Noviembre 2010

Lugar: Frente a Rectoría USAC

 

Comunidad Estudiantil No’j-Bloke Antiimperialista

Proclama a 50 años del alzamiento militar del 13 de Noviembre‏

Sábado, Noviembre 13th, 2010

13 de Noviembre de 1960 / 2010.

a 50 años del levantamiento militar

que dio pie a la lucha popular revolucionaria.

 

La lucha contra el imperialismo necesita de toda la Solidaridad Posible

es la Lucha contra el Peor Enemigo de la Humanidad.

Turcios Lima.

Es necesario que nosotros, nosotras, ustedes, ellas, ellos, los de a pie, los necios, los de siempre, los pueblo. Hagamos procesos de reflexión, aprender de nuestro pasado histórico, de las lecciones que muchos y muchas de nuestras héroes y heroínas dejaron plasmado en la memoria, en el panfleto, en el periódico clandestino y que hoy a la luz de 50 años, podemos ir observando cuales eran los debates, la historia les dio la razón y a quienes (sujetos políticos) de ese momento histórico no lograron una lectura adecuada del momento y equivocaron los pasos.

Pero también remarcar que para Guatemala ese momento (13 de noviembre de 1960) significo el inicio de un proceso de lucha contra la tiranía, la dictadura militar, la explotación del obrero, del campesino, de la mujer, la discriminación, contra la marginación del pueblo, de la niñez, de la juventud, contra la opulencia de unos y la miseria de todos. También significo que hay momentos en la historia en que la acumulación de acontecimientos sociales y económicos lanzan a las calles, a las montañas, a las trincheras, a hombres y mujeres, niñas, niños, indígenas, mestizos, garífunas, latinoamericanos , pueblo consiente a librar las batallas necesarias para desenmascarar el sistema y desarrollar una lucha para romperlo, desquebrajarlo, cambiarlo,

Pero también el estudio de los elementos sociales, económicos y culturales de nuestra historia, que son los detonantes insurreccionales que en aquel momento desataron la furia, la rabia, la rebeldía de las y los que poseían las características de un pensamiento que evoluciona, nuevas ideas, nuevas formas de interpretar la sociedad y la humanidad y comparándolas con nuestra Guatemala de hoy, nos muestra que las condiciones son las mismas, con sus matices, ahora una explotación mucho más elaborada, mas disfrazada, pero tan dura y tan reprochable como la de hace 50 años, 100 años, 500 años……. con el componente mediático que duerme a las masas, les propone que pensar, sentir, soñar, aspirar, comer, vestir, etc.

Entonces hoy como ayer es necesario que esas condiciones ( de explotación, de clase) las volvamos a sacar a flote, a socializar, a redescubrir conjuntamente como pueblo y volvernos a indignar, a llorar del coraje por el niño y niña de la calle, que el alma se nos estruje con ver a la mujer violentada, explotada en la maquila, en el campo, ver al anciano pedir en las calles y que nadie lo vea, siendo él una fuente de experiencias y sabiduría popular. Y en esa indignación pero a la vez dignidad como seres humanos construir nuestro accionar y dar la lucha al calor de la conciencia, de la ciencia y de comprender nuestro momento histórico para generar una batalla social y política a la altura de la etapa actual.

Algo que también es aleccionador para nuestro aprendizaje y a nuestro entender es, ver aquellos debates a lo interno de las organizaciones sociales, las diferentes posturas, corrientes de pensamiento y al calor de ese estudio evidenciar que tanto en aquel entonces como ahora, hay un pensamiento político que parece ser que se estanca, no evoluciona, no crece y otro ( su contrario) que cree en las nuevas ideas, nuevos hallazgos, nuevas formas de concebir la lucha, la organización, las ideas políticas, etc …. . Pero también es motivador saber como la historia resuelve esos conflictos otorgándoles la verdad o lo atinado de su análisis ( a esas nuevas ideas) y como a las que no se movieron, ( algunas aun están presentes en nuestro contexto actual ) un veredicto de se equivocaron, erraron, no pudieron dar a su momento histórico una mejor interpretación , Ejemplo: aquellos que dijeron que apoyando a Méndez Montenegro a las elecciones se minimizaría los impactos de la dictadura, lo hicieron y la historia nos cuenta como este títere siguió con los designios de los yanquis y los militares.

Pero hay otro ejemplo, es que nosotros y nosotras queremos aprender él de los luchadores sociales como Turcios Lima, Yon Sosa para mencionar a dos de muchos y muchas es que ellos evolucionaron, reflexionaron y entendieron su momento histórico no por el hecho de que ya lo tuvieran todo resuelto en su pensamiento y su acción, sino que en el camino fueron aprendiendo de sus errores, aceptándolos y reestructurando sus ideas, sus concepciones, sus acciones……. Es decir estuvieron siempre en la búsqueda de aprendizajes, los encontraron y los aplicaron a su lucha diaria.

Entonces este momento que hoy quisimos compartir para aprender juntos de la historia, es para nosotros un momento importante no solo por el hecho de evocar aquel levantamiento armado que luego de algunos años se nutrió de los y las mejores hijas de la nación y dio lugar a la Lucha popular revolucionaria, a la guerra de guerrillas, a la guerra popular prolongada.

Sino también a raíz de ir viendo los elementos comunes (condiciones de explotación, debates a lo interno de las organizaciones) podamos como nuestros héroes y heroínas conjuntamente construir una estrategia de lucha que este adecuada al momento histórico, sin pensar que una forma es mejor que la otra sino, como combinarla y hacer una verdadera batalla social contra la actual explotación. Y que la burguesía nacional e internacional la sientan, que tiemblen, que no duerman, que tengan pesadillas, que se pongan nerviosos ante el avance inminente de una lucha popular que los derrotara y construirá una nueva Guatemala. Es para nosotros un legado y una tarea que nos dejaran: Turcios, Yon Sosa, Arbenz, Chepito, Alaide Foppa, Rogelia Cruz, Mama Maquin, Rolando, Gaspar, Luz Aide Mendez, Oliverio Castañeda de León, Luis Lion, Comandante Everardo, y muchas y muchos otros que los llevamos en la memoria. Los que no tenemos su nombre pero que aportaron mucho para desarrollar la lucha. A ustedes a los que sobrevivieron y siguen presentes, que respetamos y que nos enseñan siendo un ejemplo latente de dignidad, coraje, evolución del pensamiento y acción. Para todos y todas los que nos precedieron y los que seguimos en la lucha, está dirigido este evento.

 

«[La Lucha] debe ser fiel a esta ideología, cuidando que la teoría no caiga en el eclecticismo y la fraseología y que la práctica no se desvíe a la improvisación y el empirismo. Para ello el único camino es la discusión política constante, la participación en la influencia efectiva de las masas en la dirección del movimiento, para hacer imposible la imposición de esquemas mecánicos por arriba y el freno de las corrientes de pensamiento que surjan del seno de las fuerzas revolucionarias»

Turcios Lima.

Carta de renuncia

 

Bloque anti imperialista

A 50 Años de la Gesta Histórica, del 13 de Noviembre de 1960.

Sábado, Noviembre 13th, 2010

                           

 CONVERSATORIO CON

              Dr. JULIO CASTELLANOS CAMBRANES
“13 de Noviembre 1960: Historia de un levantamiento militar revolucionario.
                    Antecedentes y desarrollo histórico”
                Lic. JUAN CARLOS Vásquez Medeles.
“ Rogelia Revolución : más allá de la belleza”. Universidad Michoacan, México)
                    Alba Estela Maldonado, LOLA
      “ Esbozo histórico desde lo vivido por una mujer revolucionaria”

                         Sábado, 13 de noviembre 2010
                    Hotel Royal Palace, Salón Reyes, 1er Nivel
                   6a avenida 12-66, Zona 1, Ciudad de Guatemala
                                9:00am – 12:00pm

                    SE BUSCA NUESTRA HISTORIA,
                  PARA CONSTRUIR LA REVOLUCIÓN

                         Bloque Antiimperialista