Posts Tagged ‘Santa Rosa’

Guatemala.- Consulta comunitaria en San Rafael Las Flores, Santa Rosa

sábado, marzo 2nd, 2013

http://cpr-urbana.blogspot.com/2013/03/la-resistencia-pacifica-de-los-pueblos.HTML

¿Está usted e acuerdo con los proyectos de minería química de metales en territorio de la aldea?

consulta buena fe aldea los planes san rafael las flores santa rosa

El Legado de Goldcorp: Criminalización y Resistencia Minera en San Rafael Las Flores

viernes, mayo 4th, 2012

Sacado de : http://www.mimundo-fotorreportajes.org/2012/04/el-legado-de-goldcorp-criminalizacion-y.html

San Rafael Las Flores, Santa Rosa, Guatemala.
28 de marzo, 2012.
Temas: Minería / Tenencia de Tierra / Impunidad

Clodoveo Rodríguez, mejor conocido como Don Clodo en su tierra natal de San Rafael Las Flores, Santa Rosa, ha vivido sus 78 años en la árida comunidad oriental. A pesar de que su terreno está sitiado por una barda de la vecina mina de plata El Escobal, perteneciente a las empresas canadienses Tahoe Resources y Goldcorp, Don Clodo se rehúsa a vender. Tahoe Resources fue fundada en el 2010 por Kevin McArthur, ex presidente de Goldcorp.

La Mina Escobal: Tahoe y Goldcorp, juntos de la mano

La mina El Escobal es principalmente de plata y pertenece en su mayoría a la minera canadiense Tahoe Resources. La licencia de exploración fue otorgada a Goldcorp en 2007 cuando Kevin McArthur era presidente de la también compañía minera canadiense. A finales del 2008, McArthur se jubiló de Goldcorp, pero en el 2010 fundó Tahoe Resources. Ese mismo año, Tahoe pagó a Goldcorp 505 millones de dólares por el 60 por ciento de las acciones del proyecto El Escobal, por lo que Goldcorp aún es dueño del 40 por ciento del proyecto. (1)

La relación ente Tahoe Resources y Goldcorp es íntima, ya que además del fuerte vínculo en McArthur, la junta directiva de Tahoe Resources incluye varios ejecutivos, como Dan Rovig y Kenneth F. Williamson, quienes también forman parte de la cúpula de Goldcorp, . (2,3)

El Escobal, único proyecto de Tahoe Resources, se maneja en Guatemala por medio de su subsidiario local San Rafael S.A. Actualmente El Escobal se encuentra en fase de construcción y se espera que entre en fase de producción a finales del 2013 y producción comercial en el 2014. (4)

Criminalización a la Resistencia: Marca Registrada de Goldcorp

En Septiembre del 2010, McArthur declaró durante una presentación en Denver, EEUU: “El proyecto Escobal está en una región amigable a la minería… No estamos en el altiplano guatemalteco… ni tenemos la problemática indígena que tiene el proyecto Marlin [de Goldcorp en Sipacapa y San Miguel Ixtahuacán] y otras minas en el país.” (5)

Sin embargo, la realidad es muy diferente de como la pinta Kevin McArthur. Tres municipios adyacentes a San Rafael Las Flores han llevado a cabo consultas populares en el último año y todas se han manifestado rotundamente en contra de la actividad minera – señales de que en realidad la minería no es tan bienvenida como asegura McArthur.

Oscar Morales, vicepresidente de la Comisión a Cargo de la Consulta Comunitaria sobre la Actividad Minera en San Rafael Las Flores, nos asegura que el municipio está ampliamente dividido sobre la actividad minera, ya que algunos se benefician a través de trabajos mientras muchos se preocupan por la contaminación del medio ambiente en una región altamente agropecuaria.

Una de las principales preocupaciones en la región es la posible contaminación de la Laguna de Ayarza. El gran lago volcánico, similar en su formación al Lago de Atitlán, se sitúa a 2.5 kilómetros cuesta abajo del proyecto Escobal. Miembros del Comité Local en Defensa de la Vida nos explican que un estudio geológico indica que tan solo 200 metros dividen los mantos acuíferos debajo de San Rafael Las Flores con un muro de la laguna.

El drenaje ácido causado por la actividad minera a nivel industrial, un derrame accidental de cianuro o una brecha en el dique de colas – eventos desafortunadamente bastante comunes – podrían fácilmente contaminar los mantos acuíferos al igual que la Laguna de Ayarza.

La intimidad entre Tahoe Resources y Goldcorp se expresa incluso en sus estrategias de criminalizar a personas que presentan resistencia en contra de sus proyectos. Así como Goldcorp ha denunciado criminalmente en San Marcos a casi 20 activistas de San Miguel Ixtahuacán, Tahoe ha intentado callar e intimidar a líderes comunitarios en San Rafael Las Flores con la misma estrategia.

Amadeo de Jesús Rodríguez Aguilar, dirigente del Comité Local en Defensa de la Vida, ha sido acusado de secuestrar a guardias de seguridad de la mina. Rodríguez Aguilar descarta las acusaciones como “absurdas”, y explica que lo único que hizo fue interrumpir de manera no violenta una reunión en Octubre del 2011 cuando accionistas de Tahoe se presentaron en la comunidad. “Ya que yo hablo inglés, sólo quería entrevistarme con los accionistas para que supieran la realidad. ¡Por esto me acusan de secuestro!” nos explica Rodríguez Aguilar.

El Padre Néstor Melgar, párroco de la iglesia católica de San Rafael Las Flores, también ha sido blanco de ataques. Una fuente anónima en San Rafael Las Flores nos informa que se está intentado silenciar al Padre Néstor a través de una denuncia legal que “hizo una señora que fue patrocinada por la empresa minera. La demanda radica en que ella pide que el padre se abstenga de emitir comentario en contra de los problemas que llegan por la minería. Y que el Padre Néstor no se pronuncie por la población [contra la minería].” (6)

Panorama de San Rafael Las Flores: Mina El Escobal a la izquierda y el casco urbano a la derecha.

Don Clodo: Símbolo de Resistencia

“Lo único que me quedan son estos terrenos que heredé de mi familia… y mis vacas,” nos explica Don Clodo. Aquí, en el Paraje Los Planes, Don Clodo es el único que se rehúsa vender sus tierras a Tahoe Resources. La compañía canadiense literalmente lo ha sitiado con una barda de malla. La única entrada y salida a su casa es por un angosto camino entre bardas y maquinaria en constante uso.

En esta imagen se puede ver la casa de Don Clodo (estructura rectangular blanca en la parte inferior izquierda) y la extensión de su terreno: el polígono verde rodeado por la barda impuesta por la compañía minera delimita la manzana y media que heredó de sus padres. Un dique de colas (estructura rectangular negra), laguna artificial que se llenará con desechos altamente tóxicos, se construye a no más de 50 metros de la casa de Don Clodo.

A pesar de las dificultades, la rutina diaria de Don Clodo no cambia: cada mañana saca su docena de vacas a pastar, pasando por el casco urbano situado unos 2 kilómetros de su terreno.


Después de almorzar con su esposa, que ahora vive en casa de su hijo debido al incesante ruido, Don Clodo regresa a casa para alimentar sus vacas.


Don Clodo observa su vaca Mariposa mientras esta se alimenta.

La salud de Don Clodo ha decaído en meses recientes debido al polvo y ruido. Sufre de tos constante y conjuntivitis aguda en los ojos. Por las noches no logra dormir ya que la maquinaría trabaja a metros de su casa día y noche.

“El estudio de impacto ambiental de la empresa minera fue aprobado por el Ministerio de Ambiente y Recursos Naturales, a pesar de que la empresa no es dueña de los terrenos de Rodríguez y se incluyeron en el polígono de explotación. En el estudio se consigna que no hay ninguna persona viviendo a 500 metros de la mina, a pesar de que Rodríguez vive a unos 10 metros de la barda.” (7)

A pesar de la situación, Don Clodo afirma: “¡Solo muerto me sacarán de mis tierras!”

En enero de este año, 400 comunitarios bloquearon la entrada al proyecto minero en oposición a la actividad industrial. (8) Sin embargo, McArthur insiste que no hay problemáticas en San Rafael Las Flores y presume que Escobal será “una maquina de producir dinero.” (9)

(Para mayor información sobre el caso de la Mina Marlin, ver estos fotorreportajes.)

Este fotorreportaje fue producido con el apoyo del Colectivo Madre Selva, y la sección de Negocios y Derechos Humanos de Amnistía Internacional Canadá.

English version click here.

1 Buow, Brenda. “Kevin McArthur has mining in his blood“. The Globe and Mail. June 16, 2010.
(http://www.theglobeandmail.com/globe-investor/kevin-mcarthur-has-mining-in-his-blood/article1606820/page2/)
2 http://goldcorp.com/About-Us/Board/default.aspx
3 http://www.tahoeresourcesinc.com/company-information/board-of-directors/
4 Luy, Jordan. “Tahoe Resources Inc.: Former Goldcorp CEO looks to leverage past success into new silver company”.
(http://www.tmxmoney.com/en/news/interviews/sept12_2011_THO.html)
5 http://goldcorpoutnews.wordpress.com/2011/08/02/two-municipalities-of-santa-rosa-say-no-to-tahoe-resources-and-metal-mining/
6 Correo electrónico de contacto en San Rafael Las Flores que prefiere permanecer anónimo. 24 de Abril, 2012.
7 http://prensalibre.com/noticias/justicia/CLODOVEO_0_661733827.html
8 http://www.prensalibre.com/noticias/Bloquean-via-minera_0_623337691.html?print=1
9 Kosich, Dorothy. “McArthur, Tahoe Resources have eyes only for Escobal and silver.” Mineweb.com. Septemeber 21, 2011.
(http://www.mineweb.com/mineweb/view/mineweb/en/page66?oid=135860&sn=Detail&pid=102055)

Nueva Linda: Caravana de la libertad en plena zafra

viernes, diciembre 23rd, 2011

Fuente : http://ajchooj.blogspot.com/2011/12/nueva-linda-caravana-de-la-libertad-en.html

Más Información : http://cpr-urbana.blogspot.com/2011/12/asociacion-pro-justicia-nueva-linda.html

http://cpr-urbana.blogspot.com/2011/12/nueva-linda-la-lucha-por-la-justicia.html

.

Por Juan Pablo Ozaeta

Durante ocho años, las familias campesinas que integran la asociación Pro-Justicia Nueva Linda, estuvieron instalados a la orilla de la carretera en el kilómetro 207, ruta a Champerico, Retalhuleu. Esperando justicia por los hombres y mujeres de sus comunidades que perdieron la vida luchando por mejores condiciones de vida. Y con esperanza de que esa lucha dé frutos.

El pasado 19 de diciembre, este grupo destruyó las champas en las que por mucho tiempo habitaron y emprendieron camino hacia donde les serían entregadas en propiedad cuatro fincas, donde podrán empezar una nueva vida.

nueva linda

En este día tan trascendental, afloraban sentimientos de nostalgia, de alegría y esperanza. Una señora acariciando a su hija recordaba lo difícil que fueron sus primeros días, durmiendo en el suelo a la orilla de la carretera. Sus familiares preocupados por ella y su niña le consiguieron una cama sencilla “por el peligro de las culebras”, decía. “Y así poco a poco fuimos consiguiendo nuestras cositas”.

Diciembre es tiempo de zafra en Retalhuleu. Pero para las 98 familias que se mudarían a las nuevas fincas, esa actividad económica tan determinante en la costa sur ya no formaría parte de sus vidas.

Uno de los campesinos que resistieron a la orilla de la carretera, contaba que los camiones con doble remolque, o “trailers” de “el azúcar de Guatemala” les hicieron pasar varios sustos, por el riesgo en que se encontraban, viviendo tan cerca del paso de estos enormes vehículos. Incluso, en una ocasión atropellaron a uno de sus compañeros, dejándolo con varias fracturas graves.

Como si no les bastara el hostigamiento que sufrieron de parte de la seguridad privada de la finca Nueva Linda, los trailers también les pasaban al lado, amenazantes. En una sola noche durmiendo a la orilla de esa carretera, pudimos comprobarlo. El suelo tiembla al paso de los trailers, los cuales no dejan de circular en ningún momento.

Y cuando no escuchábamos los trailers, escuchábamos el crujir de la caña, quemándose una noche antes, para que a la mañana siguiente lleguen los trabajadores a cortarla.

De esta manera (habrá otras más) puede notarse la importancia que tiene para la vida de estas familias convertirse en propietarias de una tierra, a la que pueden entregar su fuerza de trabajo en beneficio de su familia y de su país. No de unas minorías.

La lucha de ocho años de estas familias, les ha liberado de la dependencia de los dueños del azúcar de Guatemala, que mucho les quitan y poco les dan.

nueva linda

Estas familias son un importante símbolo de la resistencia en tierra de los azucareros, de los ganaderos y de otros negocios, digamos que menos lícitos.

La manta “de la memoria a la resistencia”, que les acompañó extendida en uno de los buses que les trasladó a su nueva tierra, inspiró a uno de los comunitarios, quien se posó bajo la manta y expresó: -aquí no ha terminado nuestra lucha, aquí apenas comienza.

Mientras las camionetas se llenaban de las pertenencias de las familias, y de las esperanzas de un mejor porvenir, pasaban unos camiones, transportando personas de diversas edades, hacia su trabajo. El trabajo en las fincas de azúcar es pesado, y muchas veces se ve a niños haciéndolo. En el camino hacia las nuevas fincas se observó niños trabajando en la limpieza de carreteras, recogiendo la caña tirada, con machete en mano.

nueva linda

La caravana “de la libertad” salio hacia el municipio Oratorio, departamento de Santa Rosa, luego de la quema de dos bombas de feria.

El viaje duró ocho horas, y al llegar a las fincas les esperaban dos vacas que serían sacrificadas para la celebración, una casa de construcción sencilla que formaba ya parte de la finca, servicio de alumbrado y agua, ya en funcionamiento. Pero en su mayoría todo es terreno baldío.

Un dirigente le pregunta a una de las mujeres de la asociación cómo se siente, y ella responde: – Desesperada. Y por qué, no te gusta aquí?. – Si me gusta, pero aquí todavía no hay nada.

Otra señora, mientras se ubicaba y trataba de hacer su trabajo cotidiano en un espacio que apenas conocía, expresaba nostálgica: – Adiós a Nueva Linda.

Para estas familias significa un gran reto empezar de nuevo, adaptarse a esta nueva comunidad que empezarán a construir. Pero no cabe duda de que esos ocho años de lucha les han dado la fuerza para emprender estos retos.

nueva linda

La dirigencia de la asociación se ha planteado seguir en la lucha por la justicia de Héctor Reyes, trabajador de Nueva Linda desaparecido en 2003, de Eufemia López Morán, asesinada en 2004, y de los seis hombres y mujeres que murieron ese mismo año en un violento desalojo de esa finca.

La tierra, en un país como Guatemala de pocas oportunidades, significa para las comunidades rurales tener un poco más de libertad. Al finalizar el actual período de Gobierno se registran unos 1,400 casos de conflictividad agraria. Al mes de julio de 2011, únicamente 122 casos habían tenido algún arreglo, según datos de la Secretaría de Asuntos Agrarios.

Es por esto que para las familias de la Asociación Pro-Justicia Nueva Linda, ocho años de lucha les ha significado un pedazo de tierra. Un pedazo de libertad.